16 problemas que tienes si eres la chica de muslos grandes” según ESTUDIO CIENTÍFICO”

“A pesar de todo, tus muslos siempre serán maravillosos… aunque a veces los odies”.

Todas las mujeres somos diferentes, eso es cierto, y por lo mismo todas aceptamos nuestros cuerpos de diferentes maneras y nos sentimos bellas de forma distinta. Aunque siempre tendremos algún aspecto de nuestro cuerpo con el que no nos sintamos cómodas del todo. Puede que sea nuestro peso, estatura, forma de cara o ser demasiado curvilínea.

Tener curvas, para muchas, es el ideal de un cuerpo perfecto. Sinceramente, amo mis curvas, pero hay cosas que me incomodan, como mis muslos. Siempre he tenido que lidiar con que sean grandes y notorios.

Sin embargo, por mucho que me incomode tener muslos grandes, no los cambiaría por nada. Aunque me pasen estas cosas.

1. Siempre tienes que soportar que tus muslos se rocen entre sí cuando caminas o corres… ¡y pica!

2. Te han dicho que tus muslos son demasiado grandes

3. Estás acostumbrada a que se te vea ese “rollito” en las piernas cuando te arrodillas

4. Sí, son muy lindos, pero para ti usar pantalones cortos no es una opción cómoda

5. Los pantalones nunca te quedarán perfectos. O te quedan sueltos en la cintura o apretados en las piernas

6. De hecho estás acostumbrada a que todos tus pantalones sufran la misma tragedia
muslo

7. De hecho, siempre tardas más tiempo de lo normal en ponerte los jeans o leggins, pues se atoran en tus muslos

8. Los enteritos definitivamente no son lo tuyo

9. Ni menos las mini faldas, porque te quedan demasiado cortas

10. Sí, también tienes que lidiar con tener celulitis

11. Estás acostumbrada a que tus piernas sean las protagonistas dondequiera que vayas

12. Cuando te sientas tus muslos te hacen ver más alta de lo que eres, pues literalmente sirven como plataforma sobre la silla

13. Mientras más grandes son tus muslos, más te cuesta cruzar las piernas para sentarte

14. Hay personas que adoran usar tus muslos como almohada

15. Es imposible usar calcetas por sobre la rodilla, pues son como una tortura

16. A pesar de que a veces te traiga problemas, amas a tus muslos por sobre todo, porque es parte de ti

  • Add Your Comment