5 Ejercicios efectivos para fortalecer tu vagina ¡Manos a la obra!

1 año
12401 Visitas
5 Ejercicios efectivos para fortalecer tu vagina ¡Manos a la obra!

Si bien no lo creas tu vagina precisa ejercitarse
no solo para prosperar tu desempeño sexual, sino más bien pues tus músculos precisan estar en “buena forma”, asimismo pueden asistir a personas que tengan inconvenientes con escape de orina o bien control intestinal.





con los ejercicios kegel son ideales para robustecer los músculos de la vagina, bajo el útero y el intestino grueso Lo idóneo es efectuar estos ejercicios a diario, por la mañana y de noche, y hacer 3 series de veinte reiteraciones





Rutina para acrecentar tu placer:

  1. Siéntate en una silla y aparta las piernas unos veinte centímetros. En esta situación contrae los músculos de la vagina tal y como si aprietas algo dentro de ella. Cuenta hasta 3 y relaja.
  2. En exactamente la misma situación, contrae y relaja los músculos vaginales de manera rápida. Trata de sostener el ritmo semejante al de una respiración agitada.
  3. Recostada boca arriba, pone los brazos a lo largo del cuerpo y flexiona las piernas. En esta situación, contrae los glúteos y poquito a poco eleva la cadera. De manera lenta vuelve a la situación inicial y relaja los glúteos. Los especialistas afirman que este ejercicio activa la fecundidad.
  4. De pie y con las piernas un tanto flexionadas, con las manos en la cintura y los pies paralelamente, sepáralos por veinte o bien treinta centímetros. Contrae las partes internas de la vagina y mueve la pelvis cara adelante y cara arriba. Cuenta hasta 3 y relaja.
  5. De pie, con los brazos relajados, aparta los pies. Contrae los glúteos al límite que puedas. Cuenta hasta 3 y relaja.

Recomendaciones:

  • Despreocúpate si al comienzo te cuesta desplazar los músculos de la vagina, poquito a poco con la práctica incesante lo conseguirás, si efectúas esta rutina todos y cada uno de los días, apreciarás increíbles desenlaces a lo largo del encuentro sexual. ¡Manos a la obra!

Los ejercicios de Kegel se pueden hacer en cualquier instante cuando esté sentado o bien recostado. Puede hacerlos cuando esté comiendo, sentado en su escritorio, manejando y cuando esté descansando o bien mirando TV.

Comentarios