Aclarar las axilas con bicarbonato y limón, RECOMENDADO.

10 meses
2267 Visitas
Aclarar las axilas con bicarbonato y limón, RECOMENDADO.

rasurarnos las axilas a menudo produce irritaciones en esta delicada zona del cuerpo, algo que también ocurre cuando eliminamos el vello con ceras y maquinillas, lo que provoca que nuestras axilas pierdan su belleza.





No obstante, recuperarla es muy sencillo si hacemos uso de los remedios caseros.

Unas recetas naturales que pueden ser de gran ayuda para aclarar las axilas, sobre todo cuando recurren al bicarbonato de sodio y al limón, dos productos con propiedades aclarantes.

Así que, si quieres aclarar las axilas, acércate a tu MERCADO local, hazte con un poco de limón y algo de bicarbonato y sigue los pasos

Ingredientes

  • Medio limón
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio

Pasos a seguir





  • Exprime el limón para convertirlo en jugo y vierte el zumo en el interior de un recipiente limpio.
  • Agrega el bicarbonato de sodio y mezcla los dos ingredientes con la ayuda de una cuchara hasta obtener una pasta homogénea.
  • Extiende el compuesto sobre las axilas realizando un suave masaje circular.
  1. Después, deja que el bicarbonato y el limón actúen durante 10 minutos para que este truco de belleza natural resulte efectivo.
  2. De este modo, conseguirás aclarar las axilas y eliminar esas desagradables manchas grisáceas que aparecen en esta zona fruto de las continuas depilaciones y rasuraciones.
    • Repite esta misma operación todos los días hasta que tus axilas se vean bellas, claras y libres de manchas.
    • Si tienes la piel sensible y el limón la irrita, recuerda rebajar su acidez agregando un poco de agua antes de extenderlo sobre tus axilas.
    • Tras haber retirado el compuesto podrás secar la piel y aplicar un desodorante en las axilas.

Los beneficios 

  • Permite aclarar la piel de las axilas y eliminar las manchas oscuras.
  • Es super económico.
  •  ideal para lucir unas axilas bonitas en poco tiempo debido a las propiedades aclarantes presentes en el limón y en el bicarbonato de sodio.

Comentarios