Alimentos que reducen las arrugas y no deben faltar en tu dieta

Para presumir una piel joven y libre de arrugas no necesitas gastar una fortuna en cremas o tratamientos cosméticos. Si quieres lucir mejor en el exterior, debes cuidar tu interior y para ello, hay que asegurar el aporte correcto de nutrientes. Aquí te damos una lista de súper alimentos que deberías incluir en tu dieta.

Antes que nada debes saber que el colágeno y la elastina son las proteínas encargadas de mantener el tejido firme y elástico, de ahí la importancia de consumir alimentos que estimulen su producción.

La hidratación es una pieza fundamental para tener una piel saludable, evitar que se reseque y aparezcan las arrugas. Así que debes beber abundantes líquidos durante todo el día, sobre todo en épocas de calor y sudoración.

Los cítricos en general son una fuente rica de vitamina C y otras sustancias antioxidantes que resultan esenciales para la producción de colágeno, que como dijimos es una proteína clave para tener una piel firme y hermosa.

El beta caroteno, además de tener un poderoso efecto antioxidante, es un nutriente básico para proteger la piel de la acción de los rayos ultravioleta (demasiado sol acelerará el proceso de envejecimiento). Alimentos como la zanahoria y la calabaza no debería faltar en tu dieta.

Una dieta para prevenir la aparición de las arrugas, no debe carecer de vitamina E, un poderoso antioxidante que protege las células de los efectos de los radicales libres. Las semillas y los frutos secos como las nueces son una rica fuente de esta vitamina.

El aguacate es otro alimento que nunca debería faltar en tu dieta regular. Además de ser rico en antioxidantes y nutrir profundamente la piel, contienen ácido oleico, una sustancia con propiedades regenerativas.

Incluir alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3 como el salmón, las sardinas, el arenque o la trucha, te ayudará a nutrir la piel desde dentro y mantenerla flexible, radiante y libre de arrugas.

La luteína es una sustancia que te permitirá proteger la piel de los rayos ultravioleta y con ello, el envejecimiento prematuro. Por ello, debes incluir en tu dieta regular alimentos vegetales como la lechuga, las espinacas, acelgas, y otras verduras de hoja verde.

Tal vez el té verde no sea tu primera elección para beber, sin embargo, su alta concentración en antioxidante que protege las células de los efectos de los radicales libres son ideales para borrar las líneas de expresión de la piel.

El chocolate oscuro, uno de los placeres más ricos que podemos regalar al paladar, contiene una gran cantidad de flavonoides con poder antioxidante y otros nutrientes que retrasan la aparición de arrugas y previene la flacidez de la piel.