Aquí te vamos a contar cómo puedes eliminarlas mediante unos tratamientos caseros muy efectivos.

1 año
1951 Visitas
Aquí te vamos a contar cómo puedes eliminarlas  mediante unos tratamientos caseros muy efectivos.

¿Insomnio? ¿Estrés? ¿Asuntos pendientes? ¿Cuántas veces, factores como estos, han dejado marcas oscuras debajo de tus ojos? Deja atrás los tediosos cosméticos y adéntrate con nosotros al mundo de las alternativas naturales.













Por término general,

  • los médicos afirman que las manchas oscuras u ojeras son ocasionadas por problemas hormonales y de circulación, además de ciertos factores genéticos que predisponen a este padecimiento.

Es ya clásica la mascarilla de pepinos,

usada tal vez desde varias generaciones atrás ¿acaso la usaba tu abuela? Puedes apostar que sí, y es que realmente funciona:

  • rodajas de pepino frescas sobre tus ojos durante al menos 20 minutos,
  • enjuaga con agua fría y ¡voilá! Ojos descansados y ojeras reducidas en un plís y plás.













No olvidemos tampoco las infusiones de manzanilla y menta que, además de resultar muy nutritivas para la piel, cuidan la zona de los ojos otorgándole brillo y frescura en poco tiempo.

Tenemos al excétrico kiwi que, debido a su alto contenido de vitaminas E y C, mejoran la elasticidad de la piel y la nutren, además de sus muchos antioxidantes y nutrientes propios de la fruta que no dejarán que la inflamación bajo tus ojos continúe así por mucho tiempo. Aplica las rodajas del mismo modo que el pepino y observa sus resultados.

Como últimos y clásicos, tenemos a la fresa y la papa rallada, muy usadas y quizá poco conocidas:








  • La fresa es uno de los mejores desinflamantes naturales, así que haz puré de fresas, enfríalo, y aplica bajo tus ojos durante media hora, para finalmente enguajar con agua fría;
  • Por otro lado, la papa resulta ser un excelente aliado a la hora de reducir las ojeras, aunque de maner más gradual.
  • Ralla la papa cruda, envuelve eso en una tela fina y aplícalo en la zona inflamada durante 20 minutos, tres veces a la semana. ¡En poco tiempo notarás los resultados!

Comentarios