Así quedó el abyecto sujeto luego del “baile” que le dieron sus compañeros de celda.

6 meses
1285 Visitas
Así quedó el abyecto sujeto luego del “baile” que le dieron sus compañeros de celda.

En Brasilia, un profesor de artes marciales le causó mortales heridas al nene de casi 2 años tras una vejación. Los reos de la prisión lo sometieron a un verdadero calvario. El hombre adujo que en los actos sexuales estuvo poseído por el diablo.





A fines de marzo, un hombre mató a su hijastro de 1 año y 8 meses. Daryell Menezes Xavier Dickson, profesor de jiu-jitsu, había golpeado y violado anteriormente al pequeño en Wansbeck, ciudad de Brasilia, en Brasil. El niño tenía un traumatismo craneal, fisuras en el ano y murió el día 29.

Luego, el maestro de artes marciales decidió entregarse a la policía y se presentó ante la justicia. En el momento que fue detenido, el sujeto le dijo a su ex esposa que estaba poseído por el diablo cuando cometía los abusos sexuales.

Como castigo, los prisioneros de la cárcel donde se encontraba Daryell decidieron aplicar su propia ley, violándolo brutalmente por 20 presos, en varias rondas y durante varios días





Tenía heridas por todo el cuerpo, las más graves en la región anal. Insatisfechos y todavía furiosos por el delito cometido por el profesor, los reclusos abrieron los puntos de sutura que recibió y lo violaron de nuevo. Las manchas de sangre en la parte trasera de la ropa interior del joven son una prueba de los mucho que sufrió“, consignó el diario The Inquisitr.

La madre del chico se expresó mediante las redes sociales, diciendo: “Ahora en este momento abro la boca para nada!  Empecé a hacer justicia por mi paz, por mi propio corazón”.

Agregó también que “di mi vida y mi hijo para cuidar de este hombre, yo creo en el amor y la bondad en él, yo lo apoyé, yo lo amé, y acepté sus faltas sin saber que se trataba de algo mucho peor“.

Comentarios