Limpia tu páncreas con estos 5 remedios de origen natural

El páncreas es una glándula que se localiza en una zona profunda del abdomen. Se encuentra específicamente detrás del estómago y por delante de la columna.

Se encarga de producir jugos que ayudan a descomponer los alimentos en el proceso de digestión y, además, es clave en el control de las hormonas que ayudan a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre.

Si bien sus enfermedades son menos conocidas, este puede desarrollar algunas condiciones que, sin duda, reducen la calidad de vida.

Incluso, su mal funcionamiento es la causa principal de diabetes mellitus, una patología crónica que se caracteriza por la concentración de glucosa en la sangre.

Aunque hay muchos factores que determinan su salud, algunos remedios naturales ayudan a depurarlo para que trabaje sin dificultades.

1. Bebida de jengibre y diente de león

Por su concentración de compuestos antioxidantes, vitaminas y minerales, esta bebida depurativa de jengibre y diente de león es un buen complemento para mejorar el funcionamiento del páncreas.

Estas regulan los procesos inflamatorios y, por si fuera poco, minimizan los efectos negativos de los radicales libres, asociados con el cáncer.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de jengibre rallada (5 g)
  • 1 cucharada de diente de león (10 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Vierte la raíz de jengibre y el diente de león en una olla con agua.
  • Pon a hervir la bebida durante 5 minutos, a fuego bajo.
  • Tápala y déjala reposar hasta que esté tibia.

Modo de consumo

  • Bebe una taza de infusión en ayunas y repite la ingesta a media tarde.
  • Consúmela durante 15 días seguidos, descansa otros 15 días y retómala.

2. Jugo de apio, pepino y col rizada

Este jugo verde con propiedades desintoxicantes es ideal para optimizar el funcionamiento del páncreas y mejorar la digestión.

Se recomienda ante los picos altos de azúcar, ya que mejora la producción y utilización de la insulina.

Ingredientes

  • 2 ramas de apio
  • ½ pepino
  • 3 hojas de col rizada
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Lava las ramas de apio y pícalas en varios trozos.
  • Corta el pepino y ponlo en la licuadora junto con el apio.
  • Agrega las hojas de col rizada y el vaso de agua, y procesa todo por unos instantes.
  • Sirve la bebida sin colar.

Modo de consumo

  • Toma el jugo en ayunas, durante 2 o 3 semanas seguidas.
  • Repite el tratamiento cada 2 meses.