Beneficios del agua caliente y 4 maneras de tomarla en la mañana

Cuando bebemos agua, tendemos a preferirla fría, pero de acuerdo con la medicina ayurvédica, es preferible hacerlo con agua caliente. Tomar regularmente agua muy tibia, especialmente por la mañana, puede sanar nuestros cuerpos, proporcionar energía digestiva y reducir los desechos metabólicos que podrían haberse acumulado en nuestro sistema inmunológico.

El consumo de agua tibia aumenta el endurecimiento de los intestinos, lo que optimiza la eliminación. A diferencia del agua caliente, el agua fría procesada está desprovista de muchos minerales esenciales que podrían volverse muy desfavorables para el tracto digestivo al consumir una comida.

Beneficios

Mejor digestión
El agua tibia estimula la digestión. El cuerpo no usará tanta energía para descomponer los alimentos que consume, lo que hace que sea muy fácil digerirlos y pasar sin problemas a través de los intestinos. Beber agua fría mientras comes tiene el efecto opuesto. Esta es otra razón por la cual los restaurantes ofrecen café o té al final de una comida.

Desintoxica
El agua tibia ayuda al cuerpo a eliminar las toxinas mientras suda y orina. La temperatura corporal aumentará a medida que consumes la bebida caliente, lo que te hará sudar y eliminar toxinas.

Mejora la circulación sanguínea
Beber agua tibia o caliente lava las toxinas, incluidos los depósitos de grasa, que circulan en tu cuerpo, lo que mejora la circulación sanguínea. Los músculos también se relajan y ayudan a mejorar el flujo sanguíneo. Además, al igual que al tomar un baño tibio, tus arterias y venas se expandirán, lo que brinda más espacio para que la sangre fluya.

Ayuda con el dolor
¿Alguna vez has oído hablar de mujeres con calambres menstruales que se aplican un paquete caliente sobre el abdomen para calmar el dolor? Funciona como un amuleto, no solo allí, sino en cualquier área hinchada o dolorosa. El agua caliente relaja los músculos y alivia el dolor. El agua caliente también ayuda con dolores de cabeza y otros dolores corporales.

Ayuda a perder peso
El efecto inmediato n. ° 1 es la hidratación, que ayuda a arrojar kilos de más porque te sientes más llena durante más tiempo, lo que resulta en una ingesta menor. Además, el agua tibia aumenta la temperatura corporal, lo que a su vez aumenta tu tasa metabólica, lo que significa que estás quemando más calorías en reposo. Un estudio mostró que beber agua caliente ayudó a las personas a perder peso sin tener que seguir una dieta especial o un programa de ejercicios.

Retrasa el envejecimiento
Si buscas un producto antienvejecimiento gratuito, no busques más que el fregadero de tu cocina. A medida que tu cuerpo se desintoxica, tu piel puede recuperarse más rápido después de entrar en contacto con gérmenes y otros radicales libres. Las células se reparan más rápido, lo que significa que tu piel resplandece. Es elástica de nuevo, lo que reduce significativamente el riesgo de arrugas. El agua caliente también ayuda contra el acné al destapar los poros.

Maneras de tomar agua caliente en la mañana

Agua caliente sola
Tómate una taza de agua caliente en ayunas a la temperatura en que habitualmente te tomas tu bebida caliente, como por ejemplo el té. Y es en ayunas porque de esta manera favorece el proceso de desintoxicación que se está llevando a cabo cuando nos despertamos. Tomar así el agua hace que la eliminación de líquidos y la evacuación, sean inmediatos, sintiéndote ligero a temprana hora para recibir de una manera óptima tu desayuno y tu rutina de trabajo.

Agua caliente con limón
Es exactamente lo mismo que la anterior manera de tomar el agua caliente, pero agregando una rodaja de limón a la taza con agua. Procura lavar muy bien el limón desinfectándolo adecuadamente. También puedes, en vez de la rodaja, agregar el jugo de medio limón.

Agua caliente con limón y jengibre
Siguiendo la misma metodología pasada, pero a esta además le agregas una rodaja de jengibre o tallar un poco de jengibre fresco al vaso con el agua caliente.