Cachorritos prematuros son puestos en incubadora y su madre no puede dejar de contemplarlos

Es innegable que el amor de una madre no entiende de tiempo, de fronteras o de especies. Así lo ha demostrado un tierno vídeo que hoy, enternece a las redes sociales al relatar la historia de Kuma, una perrita chihuahua que hace poco tuvo a sus crías. Los tres perritos de esta pequeña sin embargo, nacieron antes de lo esperado, por lo cual dos de ellos se encontraban demasiado débiles como para sobrevivir.

Fue por esto que el veterinario tuvo que colocarlos en una incubadora, a fin de poder monitorear sus progresos. Kuma, quien había sido atendida con él desde el principio, fue la primera en asomarse a ver como estaban sus hijitos.

De acuerdo con su dueño, desde que los pequeños entraron en la incubadora, ella no fue capaz de separarse de su lado ni un solo minuto.

Las imágenes que de ella se han extendido por todo Internet, la muestran muy pendiente de las cachorritos, con una pata apoyada contra el cristal y una mirada de amor en sus ojos. Sin dudas es una madre responsable. Pero no solo ella se encontraba presente.

El padre de los perritos, un can de nombre Sour Pork, también procuró acompañarla, aunque no salió en las fotos.

La buena noticia es que, tras un tiempo prudente de observación, toda la familia perruna fue capaz de volver a casa, donde los esperaban los otros integrantes peludos del hogar, ocho perros que estaban ansiosos por conocer a los bebés. Por lo que se sabe, ellos se recuperaron perfectamente y ahora pueden ser cuidados por su mamá.

No cabe duda que de tanto en tanto, los animales nos dan auténticas lecciones de vida al demostrarnos su nobleza y su preocupación, no solo para con nosotros, sino también entre ellos. ¡No nos merecemos a estas criaturas!