Adiós llantitas y grasa del vientre: con estos trucos se derretirán

No vamos a negarlo, tener el vientre plano sigue siendo para muchos uno de sus objetivos, y algo a lo que aspiran para sentirse bien. Por eso, buscamos la manera de eliminar la grasa del vientre y esas molestas “llantitas”. Sin embargo, una cosa es intentarlo y otra muy distinta es conseguirlo, por supuesto.

En realidad, no es imposible eliminar la grasa del vientre. Como casi todos los objetivos que te propongas, conseguirlo se resume a cambiar algunos malos hábitos por otros más saludables.

SIGUIENDO ESTOS CONSEJOS, EL ABDOMEN PLANO QUE SIEMPRE QUISISTE ESTARÁ MUY CERCA. ¡INTÉNTALO!

1. Cambia hidratos de carbono por proteínas

Lo primero que debes saber es que los hidratos de carbono no son malos, y, como todos los nutrientes esenciales, son necesarios. Pero, en cuanto a cantidad, deberías comer menos de ellos que de proteínas.

Los carbohidratos te dan energía rápida. Son perfectos para épocas en las que te encuentras muy activo. Pero si no usas esa energía, se convierten rápidamente en grasa.

Por eso, lo mejor es medir la cantidad de hidratos, y reemplazarlos siempre que puedas por proteínas. Enseguida notarás la diferencia.

2. Di adiós al azúcar y las gaseosas

Las bebidas carbonatadas son las peores enemigas de un vientre plano. Por un lado, te hinchan. Por otro, contienen enormes cantidades de azúcar y calorías. Cámbialas por aguas saborizadas, mucho mejor si son caseras.

Además, deberías disminuir el consumo de azúcar en general, si quieres deshacerte de las llantitas y grasa del vientre.

3. Aumenta el consumo de fibra

La fibra acelera el metabolismo y mejora la digestión. Por eso, una dieta rica en fibras es la base para eliminar la grasa abdominal.

Como beneficio extra, la comida con mucha fibra te hará sentir saciado por más tiempo, lo que te ayudará a perder unos kilos sin pasar hambre.

4. Duerme lo suficiente

Quizá ya lo sabes, pero nunca está de más recordarlo: dormir lo suficiente es esencial para mantener un peso adecuado. Es que cuando duermes demasiado poco, el cuerpo activa distintos mecanismos de defensa.

Entre ellos, la hormona que controla el hambre disminuye, haciendo que sientas ganas de comer todo el día. Además, dormir bien acelera el metabolismo. Así que ya sabes: duerme 8 hs. al día y, además de sentirte mejor, te verás más delgado.

5. Haz ejercicio

Pues sí, esto iba a llegar. No es necesario que te pases todo el día en el gimnasio, pero el sedentarismo es la principal causa de grasa abdominal. Por lo cual, tener una vida activa es importante si quieres un vientre plano.

Los mejores ejercicios para reducir la grasa del vientre son los aeróbicos, con lo cual correr, andar en bicicleta o nadar un par de veces por semana pueden ser tu mejor opción.

6. Mejora la postura

En verdad, muchas veces no nos gusta cómo nos vemos y creemos que tiene que ver con la grasa; aunque en verdad, tenga que ver con la postura.

Pues si andamos siempre encorvados, la grasa abdominal se nota más y parece mayor de lo que en realidad es. Por eso, tener una postura adecuada puede hacerte ver mejor.

7. Hidratación, esencial

Tomar dos litros de agua por día es algo básico para tu cuerpo. Como estamos compuestos principalmente de agua, esta ayuda a que todos los procesos del cuerpo se desarrollen mejor. La digestión es uno de ellos.

También acelera el metabolismo y, en general, estar hidratado te ayudará a deshincharte.

8. Adiós estrés

Por último, pero no menos importante, deberías saber que el peso está muy relacionado con las emociones. En el caso del estrés, puede aumentar el nivel de cortisol en sangre.

Esto, entre otros malestares, puede generarte un fuerte deseo de comer, sobre todo cosas poco saludables.

Por eso, una vida tranquila es la mejor receta para estar delgado.