Cómo bajar de peso cuando se sufre de hipotiroidismo

1 año
4276 Visitas
Cómo bajar de peso cuando se sufre de hipotiroidismo

El hipotiroidismo es entre los trastornos que afectan la glándula tiroidea

responsable del metabolismo y de segregar múltiples hormonas esenciales para el funcionamiento del cuerpo.





  • La causa más frecuente de esta enfermedad es la inflamación que estropea las células de la glándula tiroides. Del mismo modo, puede tener origen en una respuesta del sistema inmunológico, infecciones virales o bien el embarazo.








Prosperar la nutrición

  • Tras ser diagnosticados con hipotiroidismo hay que alterar sí o bien sí la nutrición. Esta va a ser la clave primordial para no ganar kilogramos y intentar sostener el peso lo más estable posible.

Escoger grasas saludables

Ciertas son:

  • Carnes magras.
  • Pescados blancos.
  • Aceite de oliva.
  • Aceite de coco.
  • Semillas.

Consumir harina integral
Es considerablemente más saludable y evita la acumulación de grasa y el incremento del azúcar en la sangre.

Acrecentar el consumo de agua
es determinante para eludir la deshidratación y favorecer la expulsión de los desechos.













Preparar cenas ligeras
Lo mejor es cocinar algo ligero, bajo en grasas y proteínas, y comerlo entre 2 y 3 horas ya antes de ir a dormir.

Tomar té verde
Su ligero efecto laxante previene el tránsito intestinal lento y por sus cualidades energizantes es apropiado para calmar la fatiga y prosperar el desempeño físico.

Eludir ciertos comestibles
Estos incluyen:

  • Coles de Bruselas, coliflor o bien brócoli.
  • Rábanos.
  • Apio.
  • Maíz.
  • Soja.
  • Cacahuetes.
  • Aguacate.
  • Naranja.
  • Melón.
  • Higo.
  • Trigo.

Comer más fibra
Esta apoya la función digestible y fomenta el movimiento intestinal para eludir el estreñimiento y la inflamación.









Hacer ejercicio de manera frecuente
Ciertos ejercicios buenos son:

  • Pasear a paso veloz.
  • Correr o bien trotar.
  • Montar en bici.
  • Nadar.
  • Levantar pesas.

Eludir los ayunos
en tanto que cada mañana el cuerpo precisa recargarse de energía para marchar a lo largo de la jornada.

Ignorar la primer comida del día ralentiza todavía más el metabolismo y aumenta la sensación de apetito en horas siguientes.

Comentarios