COMO COMBATIR LA APARICIÓN DE HONGOS VAGINALES.

1 año
33886 Visitas
COMO COMBATIR LA APARICIÓN DE HONGOS VAGINALES.

CONSEJOS PARA PREVENIR LOS HONGOS VAGINALES
Si bien los hongos vaginales se pueden tratar con fármacos y ciertos antídotos naturales, la mejor medida que se puede tomar a este respecto es la de adoptar ciertos hábitos simples para eludir su aparición usual.





Los próximos consejos asistirán a eludir la perturbación de la vegetación vaginal para prevenir el desarrollo de las diastasas y otros microorganismos que producen infección.

ALIMENTACIÓN SALUDABLE
Una nutrición balanceada y rica en nutrientes contribuye a robustecer el sistema inmunológico para conseguir un cuerpo más resistente contra el ataque de los hongos y bacterias.
Para este caso en concreto, los comestibles que más se recomiendan incluyen:

    • Huevos.
    • Cereales integrales.
    • Legumbres.
    • Frutos secos.
    • Grasas magras.
    • Hígado.
  • Calabaza.
  • Vegetales de hojas verdes.
  • Cítricos.
  • BUENA HIGIENE ÍNTIMA

El aseo de la zona “V” es determinante en el equilibrio de la vegetación vaginal. Si se hace de forma exagerada o bien es deficiente, puede producir una fuerte perturbación que reduce su capacidad protectora.





  • Es fundamental limpiarla bien todos y cada uno de los días, usando un jabón neutro sin ningún género de añadido desodorizante.

Asimismo se debe intentar eludir el exceso de humedad, puesto que los microorganismos se abundan con más facilidad en ese género de entornos.

EVITAR LOS ANTIBIÓTICOS
El consumo exagerado de antibióticos usuales destroza las bacterias buenas y altera el pH natural de la vagina y del organismo generalmente.

CONSUMIR MÁS PROBIÓTICOS
Los probióticos son organismos microbianos que están presentes en el tracto digestible y la vagina. Su presencia en ciertos comestibles es buena forma de aportárselos al organismo cuando hay algún género de desequilibrio en la vegetación natural.

CUIDADO CON LA ROPA

Las prendas de vestir fabricadas con materiales sintéticos o bien que son demasiado ajustados pueden producir un ambiente caluroso y húmedo, ideal para el desarrollo bacteriano. Lo mejor es escoger las elaboradas con algodón, preferentemente con algún género de ventilación.

Comentarios