Cómo combatir los ácaros con remedios naturales

1 año
2853 Visitas
Cómo combatir los ácaros con remedios naturales

Aunque a menudo estos repelentes también pueden resultar perjudiciales para los humanos, corriendo el riesgo de envenenar también nuestro organismo.





Es por eso mejor utilizar remedios naturales eficaces como el extracto de aceite de neem, un método natural ideal para mantener a los ácaros lejos de las camas. Este líquido proviene de un árbol tropical, la Azadirachta Indica, y es un producto natural 100% que se mezcla con agua y se coloca en un dispensador de pulverización, listo para ser rociado sobre el colchón.









Pero todo esto puede no ser suficiente. De acuerdo con un estudio realizado por un equipo de investigadores del Reino Unido, las almohadas en la que nos apoyamos alojan cómodamente microorganismos potencialmente dañinos, como el estafilococo, el virus de la varicela y hasta la E. coli, un virus patógeno responsable de enfermedades intestinales. Pero hay una manera de abordar este problema. Y es simple: ventilar casi todos los días las almohadas, preferiblemente bajo los rayos del sol. Alternativamente, se puede lavar en la lavadora a alta temperatura una vez al mes.

La humedad del cuerpo, a su vez, permite la proliferación de pequeñas ácaros de otros virus, mientras que el calor del sol o la acción del agua caliente tienen acción desinfectante.

Se considera que la eliminación total de los ácaros es imposible, o casi. Pero se puede contrarrestar su proliferación. En este sentido, es útil bajar el nivel de humedad a través de un deshumidificador, o aireando los ambientes en las últimas horas de la tarde, cuando el aire es más fresco y menos húmedo que por la mañana. También se deben eliminar los excrementos, una especie de polvo oscuro, que es la causa principal de asma, especialmente en niños.













Para ello, se puede introducir dos bolsitas de té y agua tibia en un recipiente de plástico con pulverizador. Después de dejar reposar unos minutos, rociar el líquido sobre el colchón y almohadas, y luego dejar que todo se seque bien, preferiblemente al sol. No deben quedar rastros de humedad. Repetir cada dos semanas.

Otro paso es imporatnte es eliminar los ácaros del interior de la aspiradora, aspirando una bolsita de té mojada dentro de la máquina, antes de usarla en las superficies. También en este caso la operación de succión será eficaz si la bolsita permanece dentro de 2 semanas, cuando debe ser reemplazada.

Por último, existe la solución de bicarbonato de sodio. En sí misma, esta sustancia es una panacea real. En el caso de los ácaros, se pueden espolvorear 3 cucharadas sobre la superficie a tratar, dejar actuar durante 2 horas y luego pasar la aspiradora. Et voila … no más ácaros!

Estudios científicos han demostrado que los cristales del bicarbonato tienen una acción inhibidora en el desarrollo de los parásitos. Se demostró que espolvoreando bicarbonato en la alfombra o moqueta, los ácaros se reducen hasta 79% luego de 1 hora y 100% en 2 horas.

A continuación, sólo hay aspirar para eliminar el producto: los cristales que quedan atrapados entre las fibras de la tela, servirán para contrarrestar el desarrollo de ácaros hasta la próxima limpieza. Además, el bicarbonato no se limita sólo a reducir el número de ácaros, sino que también reduce considerablemente los huevos.









Entonces, ¿está listo para la batalla contra estas temibles criaturas, primos lejanos de las arañas, que son hoy la principal causa de alergias en adultos y niños?

Comentarios