Cómo detectar y tratar la deficiencia de hierro antes de que sea demasiado tarde

Sin suficiente hierro en nuestros cuerpos, los glóbulos rojos no podrán transportar suficiente oxígeno por todo el cuerpo. Es importante para nosotros incluir alimentos ricos en hierro en nuestra dieta para que no suframos de anemia. Siempre debemos controlar cualquier síntoma que indique un bajo contenido de hierro en nuestro cuerpo y tomar las medidas necesarias.

Señales y síntomas de deficiencia de hierro

1. El cansancio y la fatiga juntos son el resultado de la baja energía en el cuerpo, lo que significa que el cuerpo no recibe suficiente oxígeno debido a la deficiencia de hierro.

2. La mala tolerancia al ejercicio y la debilidad ocurren cuando los músculos están bajos en hierro y oxígeno, llevando a que se presente anemia.

3. La intolerancia al frío es el resultado de la falta de regulación de la temperatura corporal y es un signo de deficiencia de hierro.

4. Los latidos cardíacos rápidos o mareos al pararse son síntomas cardiovasculares de deficiencia de hierro debido a la baja producción de oxígeno. Estos síntomas suelen ir acompañados de un silbido en los oídos, dolor en el pecho, falta de aliento, etc. En tales casos, se requiere atención médica inmediata.

5. La piel pálida también es un signo de deficiencia de hierro y se acompaña de lengua lisa y dolorida, pérdida de cabello y uñas quebradizas y en forma de cuchara.

6. El olvido debido a la administración inadecuada de oxígeno en el cerebro hace alusión a la deficiencia de hierro. Puede estar acompañado por un síndrome de piernas inquietas y los síntomas inusuales de pica.

Diagnóstico y tratamiento

Los casos graves de anemia requieren atención médica. Las personas que sufren de falta de aliento y dolor en el pecho con poca o ninguna acción física deben buscar el consejo de un médico inmediatamente. Los suplementos de hierro se administran a estos pacientes y se evalúan adecuadamente antes de que surjan complicaciones adicionales. Sin embargo, los primeros signos y síntomas de deficiencia de hierro también se pueden tratar en casa con una dieta adecuada.

Alimentos para el tratamiento de la deficiencia de hierro y la anemia

El hierro es un mineral importante requerido por el cuerpo, y una vez que usted obtiene suficiente hierro de los alimentos que come, los signos y síntomas menores desaparecerán en un corto período de tiempo.

Pescados y mariscos

Algunas especies de pescados y mariscos como las almejas, las ostras y peces que contienen una gran cantidad de hierro hemo son extremadamente beneficiosos para tratar la anemia.

Carne de vacuno

La carne de vacuno es una fuente rica en hierro hemo y contiene 3 mg de hierro por ración. Sin embargo, el alto contenido de grasas saturadas, colesterol y alto contenido de calorías no hacen que la carne de vacuno sea la mejor opción para las personas que tienen sobrepeso o que están en riesgo de cualquier enfermedad cardíaca.

Hígado animal

La carne de los hígados de pollos, cerdos y vacas son fuentes importantes de hierro hemo. Una sola ración de hígado de pollo contiene 12,8 mg de hierro, lo que inmediatamente nos ayuda a aumentar el contenido de hierro en nuestro cuerpo. Sin embargo, deben consumirse con moderación ya que tienen un alto contenido de grasas saturadas y calorías. Las personas que tienen el riesgo de enfermedad cardíaca deben evitar las carnes de órganos tanto como sea posible.

Nueces, semillas y alubias

Las nueces, semillas y alubias son proteínas vegetales que contienen cantidades significativas de hierro. Mientras que la soja hervida contiene 8,8 mg de hierro, las alubias rojas y las alubias negras contienen 5,2 mg y 3,6 mg de hierro, respectivamente. Los alimentos vegetales contienen hierro no hemo y deben consumirse en mayores cantidades que el hierro de origen animal, ya que no es fácilmente absorbido o retenido por el cuerpo humano.

Los productos vegetales ricos en hierro como la mantequilla de cacahuete, las alubias enlatadas, las semillas de calabaza y las lentejas también son buenas fuentes de hierro. El hierro de origen vegetal es una opción más saludable, ya que contiene las grasas saludables y menos calorías que los alimentos de origen animal ricos en hierro.

Verduras de hoja verde

Las verduras verdes con hojas grandes, como las espinacas y la col rizada, son de color más oscuro y se consideran fuentes de hierro de calidad. Una sola porción de espinaca hervida por sí sola proporciona 3.2 mg de hierro. Aunque contienen hierro no hemo, son ricas fuentes de valiosas vitaminas y minerales. El consumo de verduras de hoja verde también garantiza una buena salud en general.

Productos fortificados

Los alimentos fortificados contienen grandes cantidades de hierro. Los cereales, panes y pastas integrales fortificados son ricos en hierro y fibra. Son absolutamente vitales cuando se trata de mantener la salud y el bienestar general de una persona.

Para mantener su salud y mantenerse no anémico, haga su dieta rica en hierro. Con el consumo suficiente de hierro, vitaminas y minerales, usted se mantendrá en buena salud a largo plazo.