Cómo Exfoliar Tu Rostro Para Revitalizar Tu Piel

Cuidar el rostro a diario es vital para lucir una piel sana y cuidada, pero además hay que realizar al menos una vez por semana una exfoliación para limpiar en profundidad nuestro rostro.

Si no puedes acudir a un centro de belleza, puedes realizarte una exfoliación casera, más abajo te daremos algunas recetas de exfoliantes caseros según tu tipo de piel.

Una vez realizado el exfoliante, humedece tu piel antes de comenzar, y utiliza la yemas de tus dedos para extender el producto correctamente, hazlo con movimientos circulares y comenzando por el mentón y ve subiendo hasta llegar a la frente.

Intenta evitar la zona de los ojos y de la boca, pero insiste en la nariz y en la sien, que es donde más puntos negros y cutis graso solemos tener. Una vez hayas terminado, retira el exfoliante con agua tibia, luego tonifica tu piel con tu tónico habitual y aplica tu crema hidrantante.

Exfoliantes caseros según tu tipo de piel

Piel seca
Para este tipo de piel necesitas ingredientes humectantes que eliminen las células muertas, como son el aceite de oliva, azúcar, aguacate, harina de avena, plátano, miel, etc.

Por ejemplo: mezcla 4 cucharadas soperas de aceite de oliva y una cucharada de azúcar.

Piel grasa
Para este tipo de pieles necesitamos alimentos astringentes como la papaya, pepino, limón o el limón.

Por ejemplo: mezcla un pepino licuado con una cucharada de sal.

Piel sensible
Para este tipo de piel necesitas alimentos que den un equilibrio a tu piel, como es la leche, aceite de oliva, tomate, azúcar o fresas.

Por ejemplo: mezcla la pulpa de medio tomate y una cucharada de azúcar.

  • Add Your Comment