Los MEJORES remedios

CONGELAR EL ALOE VERA PARA TENERLO SIEMPRE A MANO

El aloe vera tiene una cantidad de usos muy destacados, y es muy importante conocer sus propiedades y cómo conservarlo de manera eficiente. El aloe vera es excelente para cortes, quemaduras y picaduras de insectos.

Se le conoce como la planta para <primeros auxilios>.

Para extraer el aloe vera de la planta es necesario elegir un aloe grande, que son los que tienen los principios activos, después elegir una hoja cercana a la tierra que por lo general se eligen las hojas inmaduras y cortas cerca de la base de la planta, se extrae la hoja en posición algo inclinada por al menos 15 minutos, así la savia se escurre.

Luego se coloca en una superficie plana y con ligero cuidado se corta la punta de la hoja y los piquitos de ambos lados, se separa la parte frontal y posterior de la hoja, con un corte longitudinal. Ahora si podremos separar tanto el gel viscoso y como el gel  transparente del interior que es  más sólido.

El almacenamiento del gel de aloe vera es muy sencillo, puedes verterlo en un molde de cubitos de hielo y dejarlo congelando para que cuando necesites usarlo en caso de caídas, cortadas o heridas superficiales esté siempre a la mano. Algunas personas eligen añadirle unas gotas de vitamina E y polvo de ácido cítrico para que el gel se mantenga firme mucho más tiempo y su efecto sea más duradero. Otros simplemente prefieren pulverizar pastillas de vitamina C, que en función de ácido cítrico, cumple la misma función si se le agrega semillas de pomelo.

Ambos métodos garantizan que el almacenamiento de aloe vera se cumplirá de manera satisfactoria y sin ningún tipo de complicaciones en caso de se use.

Join The Discussion