Cuando seas viejo te pesará no haber estas cosas

El tiempo es un elemento que no pasa en vano, es quizá el mejor amigo de nosotros pues gracias a él ganamos experiencia tras cometer errores y aprender de las caídas, pero a la misma vez también se nos agotan las posibilidades de hacer cosas, quizá por una rutina muy apretada o falta de “tiempo” precisamente”.Pensamos que estamos muy jóvenes cuando tenemos 12 años y queremos llegar ya a la mayoría de edad, cuando la conseguimos, queremos graduarnos y tener un empleo, al tenerlo queremos un auto y una casa, y ya cuando conseguimos esas necesidades básicas, queremos aprovechar de cosas que dejamos de disfrutar al ser más jóvenes.

Hoy te decimos que cuando llegues a viejo te pesará no haber hecho estas cosas, así que comienza a hacerlas ya. No son cosas del otro mundo, sigue leyendo y verás que tenemos razón, y si ya estás pisando la tercera edad, nunca es tarde para comenzar a hacerlas.

Las cosas que debes hacer estando joven y no cuando estés viejo

No viajar: Si tienes la posibilidad económica y la salud para viajar, debes intentarlo, ya que cuando seas mayor es mucho más difícil disfrutar debido a tu salud.

No aprender otro idioma: Cuando seas mayor el aprendizaje se te hará mucho más difícil, es por eso que debes aprovechar tu juventud.

Salirse de las malas relaciones: No solo las de pareja, también las amistades, debes eliminar las cosas toxicas de tu vida.

El protector solar: Porque estamos jóvenes olvidamos que màs adelante todos esos rayos UV del sol nos van a pasar factura.

Ir a conciertos: Recuerda que tus artistas favoritos no van a tocar por el resto de sus vidas.

Tener miedo: No tengas miedo e inténtalo, luego tal vez será muy tarde.

No mantener nuestra condición física: haz todo el ejercicio que puedas ya que si cuando joven fuiste saludable, tendrás mejor salud cuando viejo.

Roles de género: Rechazar un trabajo o una oportunidad porque sea algo “de mujer” o “de hombre” es un terrible error.

No renunciar a un mal trabajo: aprovecha tu juventud y arriésgate, siempre hay una solución.

Tener miedo al “te amo”: La juventud es para eso, para enamorarse y aprender, no temas en iniciar nuevas relaciones.