Dientes chuecos: ¿Por qué salen y desde qué edad se pueden corregir?

5 dias
59 Visitas
Dientes chuecos: ¿Por qué salen y desde qué edad se pueden corregir?

El uso del chupón, por mucho tiempo, puede ser uno de los principales responsables de los dientes chuecos
La naturaleza es prodigiosa y muy sabia, y en el caso de los dientes, específicamente, todos ellos tienen un sitio ideal en nuestra boca, sin embargo, existen algunos factores externos e internos que contribuyen a que los dientes salgan chuecos.





Según el odontólogo Javier Román, las primeras piezas dentales importantes (como las primeras molares) salen a los seis años. Después de uno o dos años aparecen los incisivos, y pese a que estén chuecos la recomendación es dejarlos así, pues todavía no hay ningún problema.

Principales causas de maloclusión o “dientes chuecos”

Factor hereditario
Es uno de los más frecuentes en cuanto a algunas características como es la forma y tamaño de dientes y maxilares, etc.  Algunas veces es tan simple como que el maxilar es pequeño por lo que no tiene la capacidad suficiente para acomodar los dientes, por lo que estos se salen de su lugar para dar cabida a los demás.

Cuando aparezcan las premolares (8 en total) ahí sí tenemos que preocuparnos, ya que ellas rigen el espacio y cuando no hay espacio para que los dientes se acomoden es donde salen los dientes chuecos.





El abuso del chupón
El especialista sugiere observar cuando los niños usan el chupón o se chupan el dedo, ya que también esto conduce a malformaciones, como la “mordida abierta”.  Esto tiene solución con ortodoncia.

Todos estos casos son fáciles de manejar y tratar, pero lo ideal es que sean detectados a tiempo y cuanto más joven sea la persona, el pronóstico será más exitoso.

Consecuencias de dientes chuecos

Caries: los niños con problemas de alineación dental tienen mayor riesgo de desarrollar caries e infecciones en las encías, puesto que son más de difíciles de limpiar, por lo que se acumula más placa bacteriana.

Mal aliento: tener los dientes apiñados (chuecos) hace que la persona no se haga una buena higiene, así uses el hilo dental.

Gases: cuando no tienes una buena mordida, por los dientes apiñados, hará que no tengas una buena masticación y digestión.

Migraña: la mala mordida puede provocar el dolor de cabeza.

Encías abultadas: como no hay una buena higiene se produce una gingivitis localizada y la higiene es más descuidada.

Las causas de una maloclusión son muchas, pero actualmente todos podemos lucir una sonrisa perfecta gracias los avances ortodónticos que existen y a la accesibilidad para todos los bolsillos y presupuestos.

Comentarios