7 Consejos para dominar el lenguaje corporal y así aumentar tu influencia

Uno de los mejores consejos que puedes escuchar es ese que te dice que “No se trata sólo de lo que dices, sino de CÓMO lo dices.” Puedes ser la persona más educada, pero si actúas como un robot, la gente no te escuchará. Una comunicación efectiva va de la mano de la influencia, ya estés hablando a una multitud, con alguien que acabas de conocer, o con una persona con la que hablas a diario. Hay algunos elementos clave para controlar tu lenguaje corporal que pueden hacer que la gente se abra a ti y a lo que estás diciendo. Eso hará una diferencia entre hacer que alguien te escuche y que alguien se quede cautivado contigo.

Estas son las 7 formas en las que pueden aumentar tu influencia en tu audiencia a través de un lenguaje corporal efectivo.

1. Recto, pero no rígido

La postura es una de las primeras cosas que la gente ve de ti. La clave es estar recto, sin parecer rígido. Mostrar confianza y fuerza, sin parecer que estás esperando una inspección militar. Si tienes los hombros encorvados, la gente va a notar debilidad. Si andas como si tuvieras un palo en la espalda, vas a parecer arrogante. Así que permanece recto, relaja tus hombros y mantén la cabeza alta.

2. Protocolo del saludo

Cuando te presentan a alguien, lo primero que haces es darle un apretón de manos. Con este apretón de manos no intentas aplastar la mano de la otra persona, aunque hay momentos específicos en los que se requiere que sea más firme de lo normal, por ejemplo, la primera vez que conoces a un chico que sale con tu hija. En circunstancias normales, quieres dar un apretón de manos firme pero no aplastante. Un simple apretón de manos puede decir mucho, así que asegúrate de que envías en él el mensaje que quieres que se escuche.

3. Coloca tu cuerpo correctamente

Tu postura es extremadamente importante para marcar el estado de ánimo de la conversación. Abrir tu postura a la persona con la que estás hablando, da sensación de vulnerabilidad hacia esa persona. Esto te hace parecer más cercano y agradable. Si tus caderas están descentradas, o si estás ligeramente girado hacia un lado, das la impresión de estar cerrado o a la defensiva. Ten en cuenta estas cosas cuando estés hablando con alguien porque ambas posturas tienen aplicaciones buenas y prácticas.

4. No te apoyes

Un mal hábito que tienen algunas personas, es apoyarse sobre algo cuando están hablando. El simple hecho de apoyar la espada o poner una mano contra la pared, te puede hacer parecer demasiado informal. Tienes que enviar un mensaje con todo tu cuerpo, y si ese mensaje es “ni siquiera me puedo tener en pie,” la gente no te va a escuchar.

5. Presta atención a tu cara neutra

Hay algunas personas que no es quieran parecer odiosas, simplemente parece que están frunciendo el ceño. Imagínate que hay una persona a la que ves muy a menudo y con la que nunca has hablado, pero un día de pronto, tenéis que subir juntos al ascensor y comenzáis a hablar, entonces esa persona te dice: “Vaya, eres muy agradable. Siempre pensé que eras un poco insoportable.” Probablemente no eras consciente de que tu gesto daba esa impresión, así que no des la impresión equivocada.

6. Contacto visual constructivo

El contacto visual es probablemente el aspecto más importante del lenguaje corporal que la gente estropea. Si estás hablando con alguien y tus ojos son evasivos, pareces engañoso o distante. Por otra parte, si miras intensamente a los ojos de alguien durante todo el tiempo en el que estéis hablando, es posible que des la sensación de ser un asesino en serie. Encuentra el punto medio entre la intensidad y la distracción para que cuando hagas un contacto visual durante tu interacción, lo que estás diciendo tome significado.

7. Combina tu lenguaje corporal con el suyo

Otro aspecto importante del lenguaje corporal en una conversación, es prestar tanta atención al lenguaje corporal de otro como le prestas al tuyo. Una técnica que funciona, es la del espejo. Es decir, si la persona con la que estás cruza los brazos, cruza los tuyos. Usa su lenguaje corporal para guiar el tuyo. Esto hace que una persona preste atención a tu lenguaje corporal, y te permite cambiar el suyo simplemente cambiando el tuyo. Inténtalo y verás lo bien que funciona.

Esperamos que estos 7 consejos te sean de utilidad.