ejercicios fáciles para olvidarte de las lonjitas en la espalda

compilamos estos cinco sencillos ejercicios que te ayudarán a reducir estas áreas del cuerpo que ni con dieta se van (a veces): los rollitos de la espalda.

1 Plancha completa

Hay dos formas de realizar un plank, pero si apenas comienzas a trabajar tu cuerpo te recomendamos hacer la plancha sobre tus manos y no la versión en la que usas los codos.

Esto ayudará a que ganes fuerza en todo tu tronco superior. Recuerda apretar los glúteos, el abdomen y poner tus pies a la altura de tus hombros para evitar lesiones de espalda baja.

2 Hacer sombra

Este ejercicio consiste en lanzar golpes al aire de manera constante durante algunos segundos, tú pones el límite dependiendo de tu condición física.

Si quieres aumentar la intensidad y efectividad del ejercicio utiliza un par de botellas de agua de 600 ml. en cada mano, estas funcionarán como pesas. Sentirás arder los hombros, espalda y brazos, lo cual es un buen indicador del trabajo físico.

Durante el ejercicio busca regresar los brazos a la posición de guardia en lugar de bajarlos para resultados más efectivos.

3 Remo hacia atrás

Un ejercicio clásico de espalda que puedes realizar con las mismas botellas de agua. La cantidad de repeticiones varía de acuerdo con tu condición física y el peso que utilices.

La postura correcta implica sacar el pecho y los glúteos mientras se mantiene la espalda recta. Los brazos deben subir lentamente y no bajarlos de golpe, pues puedes lastimar tu espalda.

4 Press militar con mancuerna

Muchas mujeres tienen la idea equivocada de que al trabajar la espalda con un press obtendrán súper músculos y se harán grandes. Pero todo depende de las cargas en peso, la alimentación y la frecuencia con las que se realicen estos ejercicios.

El press militar puede ser realizado con un par de botellas de agua. La postura implica mantener la espalda recta y sin arqueos para evitar lesiones. Tus brazos deben ser los únicos que se mueven. Si tienes que impulsar con el resto del cuerpo debes bajar el peso, pues ese es el indicador de que el peso es inadecuado.

5 Swimmers
El movimiento es muy parecido al de un nadador, puedes hacerlo con o sin peso y créenos que sentirás trabajar tu espalda.

Recuerda que debes hacer el movimiento de tal manera que no bajes los brazos hasta que acabes el tiempo que determinaste como adecuado, por ejemplo, 30 segundos.

Intenta hacer una rutina incluyendo al menos dos de estos ejercicios cada tercer día y comienza a ver resultados. No olvidemos que, de acuerdo con la fisicoterapeuta y entrenadora personal, Ana Natalia Vargas Becerra, un 70 % de los resultados provienen de una buena alimentación.

 

  • Add Your Comment