El gran alivio para la artritis está en la naturaleza

1 año
6629 Visitas
El gran alivio para la artritis está en la naturaleza

La artritis es un problema de salud muy común en todo el mundo, que se produce cuando el cartílago de la articulación se desgasta y se empieza a rozar hueso con hueso a cada movimiento que hace la persona.





Existen diferentes tipos de artritis y dolencias relacionadas, pero los casos más comunes son la artritis reumatoide, la osteoartritis y la gota. Este problema puede llegar a ser intensamente doloroso y puede disminuir la calidad de vida de quienes lo padecen. Por suerte, existen varios remedios naturales que pueden aliviar los síntomas de la artritis para mejorar las condiciones de vida de quienes deben convivir con este problema todos los días.

Perder peso

Los pacientes con artritis o en riesgo de sufrir artritis deben considerar eliminar algunos kilos en caso de sufrir de obesidad o sobrepeso. El mejor remedio para reducir las dolencias de la artritis es bajar de peso, pues de este modo se reduce la presión que se ejerce sobre la articulación. De acuerdo con Roy Altman, un reumatólogo y profesor de medicina en la Universidad de California, Los Ángeles (Estados Unidos) “Las personas que logran perder de 10 a 12 libras de peso (de 4,5 a 5,5 kg), pueden mejorar significativamente todos los síntomas de artritis”.

Hacer ejercicio

Aunque el dolor de la artritis puede reducir el rendimiento a la hora de realizar actividades físicas, es muy importante conservar una rutina suave que permita ejercitar los músculos y las articulaciones. La inactividad puede empeorar el problema de artritis y generar más dolor. Por esta razón los expertos recomiendan hacer ejercicios de bajo impacto como caminar a diario, nadar, andar en bicicleta y ejercicios de estiramiento.

Cúrcuma

La cúrcuma es una especia muy conocida que se ha popularizado por su particular sabor y por sus múltiples aplicaciones a nivel medicinal. Varias investigaciones han determinado que puede ser de gran ayuda para aliviar la artritis y otras dolencias, ya que tiene una importante acción analgésica y antiinflamatoria que puede reducir estos problemas. Los principales beneficios de la cúrcuma se deben a su ingrediente activo, la curcumina, que es el responsable de disminuir la inflamación y la dolencia.

¿Cómo utilizarla?
Una de las opciones consiste en mezclar una cucharadita de cúrcuma con una cucharada de aceite de oliva y beber diariamente.
Otra opción consiste en diluir un cuarto de taza de cúrcuma en media taza de agua caliente, de modo que formes una especie de pasta. Esta pasta la puedes refrigerar y debes tomar a diario una cucharada en ayunas.
Finalmente puedes utilizarla de forma tópica, preparando una infusión de cúrcuma y aplicándola con paños directamente en las articulaciones afectadas.





Árnica

El árnica se puede utilizar como un buen remedio tópico para tratar la inflamación y la rigidez provocada por la artritis.

¿Cómo utilizarla?
Los beneficios del árnica se pueden aprovechar al máximo a través de su tintura. De hecho, varias cremas y ungüentos convencionales utilizan la tintura de árnica como ingrediente activo.
Para extraer la tintura de árnica simplemente debes triturar las flores y mezclar 5 partes de la planta por una parte de alcohol de 70 grados. Una vez formes la mezcla, se reserva en un lugar oscuro durante 5 días y finalmente se filtra para obtener la tintura.
Para aprovechar la tintura de árnica se recomienda diluir una buena cantidad en agua caliente y aplicar en compresas sobre las zonas doloridas.

Crema de pimienta de cayena

El ingrediente activo de esta crema para reducir el dolor y la inflamación provocados por la artritis es la pimienta de cayena. Este pimiento picante tiene un compuesto activo llamado capsaicina, que es el responsable de calmar el dolor y la inflamación. La capsaicina tiene la capacidad de agotar un neurotransmisor llamado sustancia P, que es el que envía las señales de dolor al cerebro.

Esta crema puede provocar sensación de ardor o picazón cuando se aplica por primera vez, pero es un síntoma que pronto desaparece. En lugar de pagar por costosas cremas con capsaicina, opta por preparar tu propia crema natural para reducir las dolencias.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de pimienta de cayena en polvo.
  • 1 taza de aceite de semilla de uva (o cualquier otro aceite).
  • ½ taza de cera de abejas rallada.
  • 1 frasco de vidrio.

¿Cómo prepararla?
Mezcla las tres cucharadas de pimienta de cayena con el aceite de semilla de uva y caliéntalo al baño maría durante 5 minutos.
Agrégale la ½ taza de cera de abejas rallada y revuelve bien, hasta que todos los ingredientes se integren por completo.
Enfría la mezcla en el refrigerador durante un cuarto de hora y luego viértela en el frasco de vidrio con tapa.
Puedes guardar esta mezcla durante una semana y media en el refrigerador.

¿Cómo utilizarla?

Aplícate la crema en las articulaciones doloridas, mediante suaves masajes y cubre con un vendaje.

Comentarios