Elimina los hongos y los callos de los pies con este increíble remedio casero

Si notas que tus pies tienen durezas, grietas o cualquier imperfección en su piel, no dudes en probar este increíble tratamiento para mejorar su aspecto en poco tiempo.

Sus ingredientes son muy fáciles de adquirir y, dado que no son agresivos, son aptos para todos los tipos de pieles.

De hecho, su aplicación regular disminuye la proliferación de hongos y bacterias, previniendo desequilibrios en el pH de su piel y malos olores.

Ingredientes

  • 5 aspirinas
  • El jugo de un limón
  • 1 piedra pómez

Instrucciones

  • Pon las aspirinas en un mortero y tritúralas hasta obtener un polvillo. En caso de no contar con un mortero, humedécelas con un poco de agua y aplástalas con un tenedor u objeto pesado.
  • Incorpora el polvo obtenido en un recipiente y, a continuación, agrégale el jugo de un limón.
  • Mezcla todo por unos instantes, hasta obtener una pasta espesa y homogénea.
  • Si notas que está demasiado seca, agrégale más limón o una cucharada de agua.

Modo de uso

  • Enjuaga los pies para remover la suciedad acumulada en su superficie.
  • A continuación, extiende una fina capa del producto sobre las áreas afectadas por los callos y hongos.
  • Espera que actúe de 20 a 30 minutos y enjuaga con abundante agua tibia.
  • Posteriormente, frota las zonas con una piedra pómez para eliminar la piel muerta y dura.
  • Retira las células muertas con agua tibia y seca bien los pies.
  • Repite el procedimiento dos o tres veces a la semana para obtener buenos resultados.

¿Lista para lucir unos pies más bonitos? Incorpora este sencillo tratamiento en tu rutina de belleza y descubre todos sus beneficios para cuidar su piel.

Procura complementar su aplicación con una buena crema hidratante, ya que esta zona tiende a sufrir de exceso de sequedad.