Esto es todo lo que tu lengua dice sobre tu salud

Los órganos de nuestro cuerpo nos dan pistas sobre la salud general, y algunas pueden ser indicadores de enfermedad. La lengua, por supuesto, no es la excepción y tanto su forma, color y aspecto general dicen mucho de nuestra salud interior.

El doctor Josep Maeso, jefe del Hospital Sanitas CIMA, nos explica algunas de las manifestaciones más notables (y con frecuencia discretas) que presenta el órgano más fuerte de nuestro cuerpo.

Lengua muy grande

Este padecimiento se conoce como “macroglosia” y no es necesariamente una enfermedad, aunque sí que puede causar molestias a la hora de hablar o de masticar.

Surcos profundos en la superficie de la lengua

A esta condición se le conoce como “lengua escrotal” y no genera molestias, aunque puede que debas tener cuidado con la higiene asegurándote que no queden restos de alimentos que puedan provocar mal aliento.

Muchas irregularidades del margen lingual se deben a la impronta de piezas dentales, por apretar la lengua contra los dientes, sin darnos cuenta. Provoca un aspecto irregular del margen, y puede ocasionar dolor persistente”, explica Maeso.

Aspecto oscuro en la lengua

No se trata de una enfermedad en sí, sino del alargamiento de las papilas gustativas del dorso de la lengua, se le conoce como “lengua pilosa negra” y es causada por el tabaco y la sequedad de la mucosa.

Lengua blanca

El aspecto blancuzco de la superficie de la lengua se debe a las células muertas descamadas, restos de alimentos y gérmenes de la flora bucal normal.

Médicamente es conocida como “lengua saburral” y también puede ser causada por una mala higiene bucal, problemas digestivos, gastritis o reflujo. En casos más preocupantes, también puede que sea causada por hongos, reacciones a medicamentos, tóxicos o enfermedades de transmisión sexual.

Irritación

Esta condición es bastante frecuente, se le conoce como “glositis” y hace que la lengua presente un tono rojizo intenso acompañado por una sensación de picor e irritación.

Esta irritación puede ser causada por cepillarse la lengua con demasiada fuerza. Según Maeso, esto está mal porque alteramos el ritmo de renovación normal de la mucosa, generando irritación y una superficie roja y lisa. También puede que sea causado por una alergia a los dentífricos o enjuagues orales, así como la falta de vitaminas como la B12 o Ácido fólico.

Enrojecimiento o lengua de fresa

Aunque se da principalmente cuando llega alguna fiebre alta, tambien puede ser causada por el síndrome de Kawasaki, que es notable por presentar diversas manifestaciones físicas muy características.

Lengua geográfica

Como lo indica su nombre, la lengua presenta algunas manchas enrojecidas con límites irregulares que son similares a los surcos y bordes de un mapa. Esto puede ser causado por hongos.

Manchas blancas en la mucosa

Estas son lesiones muy frecuentes. Se dan por un exceso de crecimiento en las células en la superficie. Pueden aparecer en las encías. Suelen desaparecer por sí solas.

Manchas blancas más o menos lineales y reticuladas

Estas manchas pueden ser rojas o blancas y no deben ser confundidas con leucoplasias, pues se trata de liquen plano. Todavía no se conoce su causa, pero lo que más se acerca a una explicación son los fenómenos inmunológicos locales.

Las formas de aspecto blanco no suelen generar problemas, pero las que presentan un tono enrojecido sí representan un problema. Puede que se trate de hepatitis C, alguna enfermedad autoinmune, diabetes, hipertensión arterial, ansiedad o reacción alérgica, por lo que deben ser tratadas por un experto.

En general, debemos ocuparnos por mantener una buena higiene bucal. Algunos de estos problemas aparecen y desaparecen por sí solos, pero otros son persistentes y requieren revisión médica.