Hay algo que no sabes del agua “pura” en tu botella

Hay una investigación que se está llevando a cabo desde hace ya algunos años. No tiene todavía la suficiente profundidad ni está en la fase de producir conclusiones definitivas, pero ya está dando de qué hablar. Se trata de un estudio sobre la pureza del agua consumida alrededor del mundo en botellas plásticas.

El trabajo ha investigado productos de más de 10 países con cerca de 250 marcas analizadas. En todas ellas, independientemente de la calidad del producto, del prestigio de la marca y de los procesos de manipulación, se encontraron partículas de plástico flotando en el agua.

Dos preguntas saltan a la mente de inmediato, ¿de dónde viene esa contaminación? Y ¿es dañina?

Las partículas vienen en un gran rango de tamaños pero el estudio las agrupa en dos grandes categorías: menores de 100 micrones, llamadas también micro partículas, y mayores de 100 micrones. 100 micrones es el grosor aproximado de un cabello humano

PARTÍCULAS PLÁSTICAS EN SUSPENSIÓN EN AGUA – LA ESCALA DE TAMAÑO ESTÁ EN LA ESQUINA INF. DERECHA
En el caso de las micro partículas no se puede hacer mucho más que avalar su presencia en el agua de botella puesto que no existen regulaciones internacionales que controlen sus niveles. Ni siquiera está establecido el alcance del posible daño que puedan ocasionar. Además se reconoce su presencia en muchas otros tipos de alimentos como la cerveza, la comida marina, la sal, y hasta en el aire. De manera que, por ahora, no nos preocuparemos de ellas.

El problema son las otras. El estudio determinó que hay más de 10 partículas por litro más grandes que 100 micrones. Mientras que la cuenta de las micro partículas arroja un monto superior a 300. Un micrón es la millonésima parte de un metro. Una célula roja tiene unos 5 micrones de diámetro. Las partículas en cuestión son 20 veces más grandes.

PARTÍCULAS DE PLÁSTICO PUEDEN VERSE BRILLANDO EN LA LUZ FILTRADA ESPECIAL
No parece mucho pero lo es si tomamos en cuenta la cantidad de agua involucrada y el hecho de que aún no está claro de dónde vienen. El 50% o más de las partículas están hechas de polipropileno que es el plástico preferentemente usado para fabricar las tapas. Esta podría ser una pista, quizás las partículas se liberan cuando se abre la botella.

En el mundo se consumen unas 20.000 botellas de agua mineral cada segundo. Súmalo todo y tendrás una idea de la cantidad de plástico que consumimos.

A pesar de que el estudio está en sus fases iniciales vale la pena seguirle la pista.