Joven que usó tampón durante 10 horas casi muere por síndrome del choque tóxico

2 meses
217 Visitas
Joven que usó tampón durante 10 horas casi muere por síndrome del choque tóxico

La zona íntima femenina es muy delicada, especialmente durante el periodo menstrual de las mujeres, y de no tener cuidado con la higiene las consecuencias podrían ser fatales, como lo que le sucedió a Molly Pawlett, una joven británica de 14 años que contrajo una terrible infección por no cambiar su tampón.











La joven confesó al sitio  oficial de Mirror que usó un tampón durante 10 horas continuas, incluso se fue a dormir con él, pero al despertar se sintió mal y acudió a su madre, quien rápidamente la tomó rumbo al hospital.

Según Sonia Pawlett, su madre, al despertar Molly tenía algunas manchas rojas en la piel y lucía muy mal. ” Primero creí que tenía un virus, pero por alguna razón tuve un extraño presentimiento de que era algo serio”, declaró.

Sonia le preguntó a Molly si seguía usando tampones y ella contestó que sí, por lo que la mujer le ordenó que se lo quitara de inmediato, antes de llevarla al hospital.

Cuando llegaron al servicio de atención las enfermeras las pasaron de inmediato a urgencias médicas, pues los órganos de la joven estaban comenzando a fallar, a causa de la infección.











Molly fue diagnosticada con el Síndrome de Choque Tóxico, una infección que inicia con una bacteria y se esparce por el cuerpo, generando toxinas muy dañinas que pueden causar la muerte.

“[Cuando llegamos al hospital] sus riñones habían empezado a fallar y su cuerpo estaba completamente infectado, así que tuvo que ser monitoreada [en la Unidad de Cuidados Intensivos] por media hora mientras le pasaban medicamentos para estabilizarla”, aseguró la madre.

Los especialistas dijeron que de haber llegado un minuto después Molly habría muerto, pues todo su cuerpo estaba muy dañado por las toxinas. “El doctor admitió que era el primer caso [de Síndrome de Choque Tóxico] que trataba, pero sus cuidados le salvaron la vida”, añadió Sonia.

Aunque su recuperación fue exitosa, ahora Molly no podrá volver a usar tampones nunca, deberá tener una vida sexual con precaución y en caso de quedar embarazada necesitará un control especial para evitar el desarrollo de toxinas que puedan dañar a sus hijos.













Comentarios