Qué es esta extraña afección en la lengua que tienen algunas personas, y cómo deshacerse de ella

La lengua es uno de los órganos más sensibles y curiosos del cuerpo humano. Gracias a ella podemos hablar, masticar, tragar y saborear las cosas. Es el órgano más flexible y fuerte que tenemos, y es la única parte del cuerpo que posee sensores de gusto ya que está cubierta por una mucosa rugosa formada por las papilas gustativas.

Estas papilas están formadas por células que se renuevan de forma muy rápida y constante, por este motivo la lengua es uno de los órganos que cicatriza y se cura más rápido.

A veces, presenta irritaciones o lesiones a las que no les prestamos atención y que es importante que tengamos en cuenta. Por ejemplo, uno de estos casos es el de la glositis migratoria benigna, o lo que comúnmente conocemos como lengua geográfica.
Se trata de una inflamación benigna de la lengua en la que aparecen manchas blanquecinas o rojas debido a que las papilas gustativas de la superficie pierden su color, dándole el aspecto de un mapa.

Se trata de una afección temporal que puede aparecer en tanto solo unos días y que se cura con el tiempo. En los casos más graves, puede llegar a aparecer grietas en la superficie de la lengua. Pero en ninguno de los casos se pierde ni se ve afectado el gusto.

La causa exacta se desconoce, aunque se sabe que se da con mayor frecuencia en mujeres. Aún así, hay ciertos condicionantes que podrían generarla o empeorarla:

  • Los alimentos picantes como el tabasco, las guindillas, el wasabi; los ácidos, como el limón o el vinagre; y los alimentos muy calientes.
  • La deficiencia de Vitamina B12 y zinc.
  • Las variaciones hormonales, sobre todo en las mujeres embarazadas que suelen tener deficiencias de ácido fólico.
  • Condiciones genéticas de la persona.
  • Patologías sistémicas, como el asma, la rinitis alérgica, la dermatitis atópica, el acné, las alteraciones vitamínicas.

CÓMO TRATAR LA LENGUA GEOGRÁFICA

En la mayoría de los casos no es necesario seguir ningún tipo de tratamiento para este tipo de alteración, ya que suele desaparecer sola. El problema es que puede volver a aparecer o extenderse a otras áreas de la lengua.

Sin embargo, aunque no se conoce un tratamiento específico y de carácter curativo, algunos especialistas podrían aconsejarte algún antiinflamatorio para desinflamar y evitar la molestia, además de seguir una serie de pautas:

  1. Hay enjuagues bucales que pueden ayudarte a aliviar los síntomas de la lengua geográfica, pero es importante que te informes de si es compatible en caso de que estés tomando algún tipo de medicación. Algunos incluso agilizan el proceso de curación.
  2. El uso de lidocaína en las zonas más afectadas, en las que sientas más escozor, es recomendable. No cura, pero sí que te anestesiará la zona para que no te duela mientras comes.
  3. En caso de padecer esta afección es importante evitar los dentífricos con efecto blanqueador.

CONTROL DE LA ALIMENTACIÓN

Es importante dejar de consumir alimentos picantes, ácidos o muy especiados, además de evitar el tabaco y el alcohol.

Mantén una buena higiene bucal y cepíllate la lengua con cuidado después de cada comida.

Solo entre el 1% y el 3% de la población tiene esta enfermedad, por eso es posible que no la conozcas. Pero ahora que ya sabes de ella, trata de evitar todo lo que la provoca, mantén una buena alimentación y una buena higiene dental.