LAVAR EL POLLO ANTES DE COCINARLO PUEDE SER PERJUDICIAL PARA TU SALUD

El pollo crudo carga con bacterias dañinas como la salmonela y listeria. Sin embargo, después de leer esto sabrás por qué es mejor no lavarlo antes de cocinarlo.

Un estudio de la Universidad de Drexel, cuando lavas el pollo crudo, en realidad expandes todas sus bacterias dañinas alrededor de la carne y a cualquier superficie.

Acerca del lavado, Jennifer Quinlan – responsable del estudio de Drexel – dice, “no te deshaces de las bacterias, no matas a las bacterias. Sin embargo, hay una posibilidad de que las bacterias se expandan”.

Este proceso, dice Quinlan, se llama aerosolización.

Las gotas de agua pueden viajar más de 50 cm en todas las direcciones y se necesitan sólo unas pocas células de Campylobacter para causar intoxicación alimentaria.

El Campylobacter es la causa más común de intoxicación alimentaria en varias partes del mundo. Alrededor de cuatro de cada cinco casos de infección por Campylobacter provienen de aves de corral, y se estima que el 65% de los pollos que se vende lleva las bacterias.

El envenenamiento por Campylobacter puede causar dolor abdominal, diarrea severa, fiebre y vómitos.

Los síntomas generalmente se desarrollan entre dos y cinco días después de comer el alimento contaminado, pero la mayoría de las personas se recuperan sin tratamiento al cabo de dos a cinco días.

En algunos casos, la infección por Campylobacter puede causar el Síndrome del Intestino Irritable, la artritis reactiva, aborto involuntario y el Síndrome de Guillain-Barré.

Puede ser mortal en niños pequeños, ancianos y personas que tienen un sistema inmune debilitado, como las personas con VIH y cáncer.

Limpiar el pollo crudo o lavar la sangre visible, no significa que sea más higiénico o elimine bacterias – solamente una cocción completa logra esto.

La congelación del pollo crudo reduce los niveles de Campylobacter, pero no lo elimina por completo. La forma más segura de eliminar todos los rastros de Campylobacter es mediante la cocción de pollo a fondo.

Prevenir el envenenamiento por Campylobacter

1. Cubre y enfría el pollo crudo

Cubre el pollo crudo y almacénalo en la parte inferior de la nevera para que los jugos no pueden gotear sobre las otras comidas, y contaminarlas con bacterias de intoxicación alimentaria, tales como la Campylobacter.

2. No lavar el pollo crudo

Cocinarlo matará cualquier bacteria presente, incluyendo la Campylobacter, mientras que el pollo lavado puede propagar los gérmenes por salpicaduras.

3. Lava los utensilios utilizados

Es necesario lavar y limpiar todos los utensilios, tablas de cortar y las superficies utilizadas para preparar pollo crudo. Lávate bien las manos con agua tibia y jabón después de manipular el pollo crudo. Esto ayuda a detener la propagación de la Campylobacter.

4. Cocina el pollo a fondo

Asegúrate de que el pollo está muy caliente todo el camino antes de servirlo. Corta en la parte más gruesa de la carne y comprueba que está muy caliente con carne de color rosado y que los jugos salgan claros.

  • Add Your Comment