Madre se despide de su hijo recién nacido y hace vídeo para que él sepa porqué lo dejó

Hannah y Kaden se conocieron cuando asistían aún a la escuela preparatoria, para ese entonces, tenían 15 años de edad. Se enamoraron perdidamente sentían que eran el uno para el otro, a partir de ese momento se volvieron inseparables y empezaron a soñar con una vida juntos. Tres años después, cuando Hannah cumplió 18, recibieron una noticia que les alegró el corazón.

La chica había quedado embarazada. Entre ambos no hubo otra cosa que felicidad luego de oír el resultado. Eran conscientes sobre su juventud e inmadurez, sobre lo difícil que sería criar a un hijo, estando ambos todavía estudiando y sin independencia económico, aún así estaban fascinados con la idea de tener un bebé.

El más contento era Kaden, estaba feliz, se sentía orgulloso de ser padre y aseguraba que el bebé iba a ser un niño. Quería enseñarle las cosas típicas que enseñan los padres como a jugar al béisbol y esas cosas.

Hannah cuenta que un día mientras le practicaban un ultrasonido, el médico le mostró cómo sonaba el corazón de su bebé, ella conmovida porque Kaden no podía estar allí, ya que estaba en clase, los grabó para que él también pudiera oírlos. Cuando se los envío el lloró de la emoción y le dijo una vez más lo feliz que estaba de convertirse en padre.

Lamentablemente, la vida no tenía los mismos planes para él y antes de que pudiera siquiera ver por primera vez su carita falleció producto de un paro cardíaco.

En ese momento el mundo de Hannah se vino abajo, pasó por momentos muy duros, de profunda tristeza. Pero poco a poco comenzó a aclarar su mente, sabía que tenía una responsabilidad con su bebé y él ahora estaba ante todo.

Al preguntarse sobre su futuro entendió que su sueño era que su hijo creciera en el seno de una familia, con papá y mamá, para que cada uno de ellos pudiera brindarle lo mejor de si. Ella ya no estaba en condiciones de ofrecerle esa posibilidad. En ese momento decidió buscar para él una familia… Mira el conmovedor momento de la entrega del bebé y el final de esta historia en la página a continuación.

Fue así cómo encontró a Brad y Emily Marsh, desde que los vio fue amor a primera vista, en el fondo de su corazón supo que eran los indicados para criar a su hijo y darle todo lo que ella había soñado para él.

Brad y Emily eran una pareja joven que ya tenía hijos pero querían darle la oportunidad a un bebé que no tuviera familia para acogerlo en la de ellos. Eran muy buenas personas, sus hijos adorables y Hannah tuvo la oportunidad de conocerlos a profundidad, pasó mucho tiempo con ellos, estuvieron en diferentes situaciones y la pareja estuvo muy pero muy pendiente en los meses que faltaban para culminar el embarazo.

Acordaron que una vez el bebé naciera, Hannah se los entregaría y el día llegó.

Su bebé nació el 21 de marzo de 2016 y dos días después la joven madre lo entregó a sus nuevos padres, pero antes hizo un conmovedor vídeo en el que se despedía de sus bebé, les explicaba las razones de porqué tomaba la decisión de darlo en adopción, le contó sobre el amor de su padre y le presentó a Brad y Emily. Todo con la esperanza de que él tenga ese vídeo como testimonio y sepa que jamás fue por falta de amor, sino al contrario, por amor a él que tomó la decisión, para que pudiera crecer dentro de una familia.

El momento de la despedida.

Este fue el momento más conmovedor para todos, Hannah no paraba de llorar y Brad y Emily la acompañaban, entendiendo su proceso y con los sentimientos desbordados de tener por fin al bebé que habían visto crecer en el vientre de otra mujer, sabiendo que iba a ser su nuevo hijo.

Todos lloraban de felicidad, de tristeza, de emoción, de agradecimiento…

Pero finalmente, como los tres se hicieron tan buenos amigos, se volvieron tan cercanos y sabían que los unía un lazo irrompible, el amor hacía el bebé, decidieron que no era necesario que Hannah saliera de sus vidas.

Habían oído sobre una modalidad de adopción a la que se le conoce como “adopción abierta” y consiste en permitir a la madre biológica o al padre seguir en contacto con el bebé, explicarle al niño desde que comience a tener consciencia, que ellos son sus padres pero que él fue concebido por otros dos seres humanos y que puede conocerlos y pasar tiempo con ellos.

No dudaron en tomar esta opción y es así como Hannah ha hecho parte de la vida de su hijo. Si bien él vive con Brad y Emily, los llama a ellos padres y por supuesto hace parte importante de su núcleo familiar, también es consciente de la existencia de su madre biológica quien lo visita regularmente, lo lleva a su casa a pasar algunos días con ella, sus padres y sus hermanos y los acompaña a ellos también en algunas de sus actividades.

Hannah, Brad y Emily visitando con el bebé la tumba de Kaden, quien seguro ahora orgulloso de ver a su hijo, cuida a todos desde el cielo

Además todos son muy cercanos y unidos, son amigos. Inclusive Hannah suele salir no sólo con su hijo sino con los hijos de los Marsh quienes llaman a los padres de Hannah abuelos.

Fue así como en vez de perder algo todos al final ganaron algo.

  • Add Your Comment