ELIMINA LAS CANAS DE TU CABELLO PARA SIEMPRE EN SOLO 1 DÍA CON ESTE TRUCO CASERO

munes es el uso de tratamientos químicos para teñirlos, estos diversos tratamientos a menudo son muy comunes en salones de belleza en tiendas y supermercados. Sin embargo, estos son los más peligrosos que podemos imaginar y si seguimos usando la consecuencia que puede ser muy grave.

METODO CASERO PARA ERRADICAR LAS CANAS Y FORTALECER EL CABELLO

INGREDIENTES Y MODO DE PREPARACIÓN:

  • Una bolsa de té de romero
  • Un sobrecito de té de salvia
  • Una bolsa de té verde
  • Un litro de agua
  • Un recipiente

En el recipiente, verterás el agua, lo colocaras en tu cocina y dejarás que hierva a fuego lento. Una vez que llegue a su punto de ebullición, coloca cada una de las bolsas de té antes especificadas y esperas unos cuantos minutos hasta que las sustancias de los sobres hayan salido por completo.

Al Llegar a este punto, retira la olla del fuego, espera a que el líquido se enfríe y procedes a aplicarlo en tu cabello.

Humedece tu cabello con el remedio, haciendo especial énfasis en las zonas con más canas, pero procurando que tu la sustancia penetre en tu cuero cabelludo. Dejarás que repose en tu cabellera por unas cuantas horas y luego la lavas con tu shampoo de uso cotidiano.

Si quieres oscurecer la tonalidad de tu cabellera, utiliza té negro, en cambio, si quieres aclararlo, la infusión de manzanilla es la ideal para ti.

PROPIEDADES DE LAS INFUSIONES

Cada una de estas hierbas goza de muchísimas cualidades curativas que no solo sirven para teñir tu cabello, sino también para fortalecerlo, nutrirlo, dejarlo sedoso, brillante y libre de caspa. Otro de los usos más frecuentes de estas infusiones, además de su aplicación externa, es su consumo para tratar problemas gástricos, intestinales, metabólicos y dérmicos.

Resulta que dentro de las propiedades de las hierbas, se encuentran los antioxidantes, antiinflamatorios, antibacterianos y poseen muchos minerales y vitaminas.

Gracias a estos componentes, las infusiones actúan como relajantes musculares, regulan la presión arterial, evitan la alteración de la glucosa, colesterol, triglicéridos y mejoran el funcionamiento del corazón y del sistema nervioso.

Aunado a los anteriores beneficios mencionados, el té de romero y la salvia son ideales para tratar problemas relacionados con la piel, pues regenera las células muertas, estimulando la producción de colágeno y evitando la aparición de arrugas, manchas y acné.