Muere un rescatista en la cueva de Tailandia tras ayudar a niños atrapados

Saman Kunam, un marino retirado, se ahogó debido a la falta de oxígeno.

Un rescatista murió tratando de salvar a los 12 niños tailandeses y su entrenador atrapados en una cueva. 

Saman Kunam, un marino retirado, se ahogó debido a la falta de oxígeno, según los informes.

El rescatista murió mientras salía de la caverna, tras haber suministrado provisiones a los niños atrapados.

Con edades entre los 11 y los 16 años, los menores y su entrenador de fútbol, ​​de 26 años, han estado dentro de la cueva Tham Luang durante 13 días.

A los niños se les enseñará a nadar y bucear mientras se preparan para tomar la “increíblemente peligrosa” ruta de remar por las turbias aguas del túnel, un viaje peligroso que tomaría 11 horas.