NO usas HILO dental? Te digo porque DEBES hacerlo.

2 años
3644 Visitas
NO usas HILO dental? Te digo porque DEBES hacerlo.













Según la Investigación Nacional de Salud de Brasil, realizada por Instituto Brasileño de Geografía y Estadística en 2013, el 89,1 por ciento de los entrevistados se cepillaban los dientes al menos dos veces al día. pero, solo el 53% usaban cepillo, pasta e hilo dental. Con la ayuda del profesor de periodoncia Eduardo Saba-Chujfi, de la Facultad São Leopoldo Mandic, se elaboro os una lista de motivos para que finalmente dejes la pereza de lado y utilices hilo dental.

Los microorganismos que crecen con la falta de higiene adecuada y perjudican la salud bucal pueden llegar también a otras partes del cuerpo si entran en contacto con el torrente sanguíneo, ya fueron señalados como factores de riesgo para enfermedades cardíacas y cerebrales isquémicas, además de que aumentan los niveles glucémicos en diabéticos.









CARIES. contribuye con la prevención de caries interdentales, ya que es capaz de entrar y limpiar espacios bien pequeños. Ideal para impedir la formación de placa bacteriana entre los dientes.





GINGIVITIS. Remueve las placas bacterianas de las encías. Los microorganismos lanzan encimas y toxinas sobre los tejidos de la encía, lo que provoca que se inflame y sufra con la gingivitis.

MAL ALIENTO. La placa bacteriana que se forma en los dientes puede tener un olor horrible y, como consecuencia, generar mal aliento. Sustancias como indol, escatol, aminas tóxicas, gas sulfhídrico y amoníaco son liberadas mientras los restos de alimentos se van descomponiendo. Por eso, es muy importante llevar a cabo la higienización completa para eliminar toda la suciedad de la boca.

SARRO. El hilo dental es la única forma de impedir la formación de sarro entre los dientes. Cuando es usado correctamente, la placa bacteriana no logra calcificarse, de manera que se evita el surgimiento del sarro.

EFICACIA. Es ideal para retirar ese pedacito de carne u otro alimento con fibras de entre los dientes.

USO CORRECTO. Debe ser utilizado sin fuerza para no lastimar las encías. Pásalo alrededor de la base de cada diente y ve un poco más allá de la línea de unión del diente con la encía. Luego, usa la parte nueva del pedazo de hilo dental para que cada diente quede limpio. Remueve el hilo del medio de los dientes con un movimiento de atrás hacia adelante.

 








Comentarios