Olvídate de las varices con este maravilloso tratamiento a bases de tomates verdes y rojos

1 año
9287 Visitas
Olvídate de las varices con este maravilloso tratamiento a bases de tomates verdes y rojos

No hay que decirlo un par de veces

las varices son un inconveniente que afecta tanto a mujeres como a hombres. Y no es en sí que estas te ocasionen un grave dolor, son más bien es cuestión de estética, sentir pesadez, fatiga y un tanto de dolor en las piernas. En ciertos casos si el tiempo está un tanto húmedo las zonas con muchas varices acostumbran a afiebrarse.












  • En nuestros días existen muchos tratamientos que prometen sanarte de las varices, mas estos son carísimos y dañinos para el cuerpo. Hay otros que son menos invasivos mas con su contante empleo llegan a generar efectos secundarios, con lo que usarlo no es seguro.

Con lo que si tratarás las varices debes hacerlo con tiempo para que no desarrolles una flebitis

la que es una obstrucción total de la vena. Puesto que esta genera una coagulación de la sangre en la vena.

Y si este coagulo se dirige cara el pulmón, puede provocar una embolia pulmonar. Es precisamente por eso que deberemos cuidarnos de las venas varicosas antes que estas pasen a un plano donde no podamos ya hacer mucho.

Como sabemos que deseas cuidarte

el día de hoy te traemos un tratamiento natural y económico. Para esto solo necesitaras tomates colorados y verdes. Este antídoto natural es bastante conocido y ha llegado para quedarse. Puesto que las semillas de tomate, son el secreto de su eficiencia, debido a que estas tienen una substancia ácida que actúa, de forma afín a las aspirinas. Con lo que su efecto anticoagulante licua la sangre y aporta flavonoides para robustecer los vasos sanguíneos.












¿De qué forma utilizar los tomates verdes y colorados?

Verdes

Este lo usaremos a lo largo del día. Lávalos realmente bien y córtalos en rodajas de 0.5 centímetros más o menos. Pone las rodajas sobre las venas varicosas. Si agradas puedes poner vendas para mantener los tomates en su adecuada situación de este modo te puedes desplazar y hacer tus deberes. Al rato de tenerlos puestos vas a sentir un hormigueo y tus venas empezarán a arder un tanto. En ese instante quitas las vendas y enjuagas con agua fría. Vas a repetir esté tratamiento cinco veces al día. Después de un par de semanas comenzarás a apreciar los desenlaces.

Colorados

Este lo usaremos por la noche ya antes de dormir. Vamos a lavar los tomates y lo cortamos en rodajas con exactamente el mismo corte que el precedente. Lo ponemos sobre las varices y empleamos vendas si es preciso. Los vamos a dejar actuar por cuatro horas, la cambiamos por otra sesión de nuevo hasta el momento en que amanezca y te levantes. Te bañas totalmente y enjuagas bien tus piernas. Este tratamiento lo vas a hacer todas y cada una de las noches.

Consejos

  • Recuerda que a fin de que este tratamiento tenga mayor eficiencia debes intentar comer saludable. Ingerir comestibles ricos en omega tres y seis. Comestibles con aceites esenciales y un tanto de ejercicios.








Consume selenio el que es un antioxidante que previene el endurecimiento de los tejidos del cuerpo y sostiene la elasticidad de las paredes vasculares. Este ingrediente se halla en champiñones, frutos secos, huevos, pepinos y diastasa de cerveza.

Consume comestibles con vitamina Y también en tanto que esta oxigena y ayuda para la circulación de la sangre y al tiempo diluye los coágulos sanguíneos. Esta vitamina las localizas en lácteos, frutos secos, espárragos, carnes blancas, calabaza, tomates, perejil, kiwis y aceitunas.

Comentarios