Padres demandan hijo porque él se niega a abandonar su casa, esto fue lo que dijo el juez

Cuando Michael era niño sus padres, Christiana y Mark Rotondo, le dieron todo lo que una persona necesita para crecer bien, luego de adolescente, continuaron brindádole afecto y las cosas básicas para su correcto desarrollo, sin embargo, el tiempo pasó y no lograron hacer que su hijo fuera una persona independiente que continuara con normalidad su vida.

Ahora con 31 años edad, él se niega a abandonar su casa e independizarse y ellos desesperados han decidido tomar acciones legales en su contra.

Según han dicho, Michael no ha querido trabajar desde hace más de ocho años, no contribuye de ninguna manera con los gastos de la casa, ni mucho menos colabora con los quehaceres del hogar, convirtiéndose en nada más que una carga para sus padres que con su edad avanzada lo que quieren es descansar y ver culminado su esfuerzo de crianza.

Además, les preocupa que su hijo no logre sobrevivir cuando ellos ya no estén para ayudarlo.

Fue luego de una fuerte discusión que Michael sostuvo con su madre que ambos padres tomaron la decisión de exigirle que se fuera de la casa. Lo hicieron por medio de una carta en la que ponían:

Michael, después de la discusión con tu madre, hemos decidido que debes irte de esta casa inmediatamente. Tienes 14 días para desalojar. No se te permitirá regresar. Tomaremos cualquier acción que sea necesaria para hacer cumplir esta decisión.

Como era de esperarse el hijo no hizo caso alguno a la advertencia y la situación continuó como venía desde hacía años. En cuatro ocasiones más, los padres intentaron, incluso motivándolo al ofrecerle 1.100 dólares para ayudarlo a pagar la renta de un nuevo lugar que consiguiera para vivir, que abandonara la casa, pero todo resultó inutil.

Fue entonces cuando decidieron proceder a las instancias judiciales y demendaron a su hijo:

Hasta ahora, ha sido nuestro huésped y no hay contrato de arrendamiento o acuerdo que le otorgue ningún derecho a permanecer aquí sin nuestro consentimiento —. Ponía parte de la demanda.

Donald Greenwood juez de la Corte Suprema de Nueva York, recibió el caso y ordenó al joven abandonar la casa de sus padres, pues al ser mayor de edad, ellos ya no tienen ninguna obligación legal con él, sin embargo, no determinó aún la fecha para que se haga efectivo el desalojo de Michael.

Él por su parte manifestó:

Estoy completamente indignado. Mis padres no me dan comida ni me lavan la ropa —. Dijo una vez salió de la audiencia con el juez.

Cuéntanos en los comentarios tú qué opinas, ¿estuvo bien que los padres demandaran a su hijo?