9 sencillos hábitos para despertar con el vientre plano

Si bien llevar una dieta equilibrada desempeña un papel fundamental a la hora de lucir un vientre plano, también es importante hacer ejercicio y evitar determinados alimentos que nos puedan hinchar

Si quieres que tu vientre luzca plano quizá lo tienes más fácil de lo que hayas podido creer en un primer momento

Pon en práctica estos sencillos consejos y podrás ver los resultados rápidamente.

Y es que muchas veces sumar a tu rutina diaria hábitos tan sencillos como los que vamos a indicar a continuación será lo que marque la diferencia y aquello que nos ayude a sentirnos realmente bien

Te invitamos a que hagas la prueba para comprobarlo

1. Elimina los yogures

A pesar de que son considerados indispensables en muchas dietas para adelgazar, muchos yogures poseen altos niveles de azúcares añadidos. Además, contienen lactosa, un azúcar natural que muchas veces es difícil de digerir para el ser humano. La combinación de ambos azúcares puede causar inflamación e hinchazón.

Si aún sigues pensando en que la mejor opción es un yogur para cenar, elige uno con 8 gramos de azúcar o menos.

2. Haz 8 minutos de ejercicio

Para trabajar todo tu cuerpo sólo necesitas realizar un ejercicio durante 8 minutos cada día. Si lo haces antes de acostarte despertarás más delgado al día siguiente y, si lo practicas cada día, conseguirás perder los kilos de más que tanto te molestan.

Thruster con mancuernas: ponte de pie con los pies separados al ancho de los hombros. Baja las caderas hasta que tus muslos estén paralelos al suelo (sentadilla). Levántate y lleva las mancuernas sobre tu cabeza. Por último, baja los brazos y vuelve a la posición incial. Repite el ejercicio tantas veces como puedas, cuando te canses realiza una pausa de 20-30 segundos y retoma el ejercicio hasta llegar a los 8 minutos.

3. Toma una ducha fría antes de acostarte

Una ducha fría antes de acostarte es un excelente método para bajar tu temperatura corporal y estimular la grasa parda, un tejido graso que consume energía para aumentar la temperatura del cuerpo, ayudándote así a quemar más calorías. Si no te animas con el agua bien fría, al menos procura que no esté muy caliente.

4. Empieza el día con un delicioso desayuno

El ácido butírico ayuda a reducir la inflamación de nuestro cuerpo y la resistencia a la insulina. Un desayuno con avena, chocolate negro, frutos rojos, nueces y un poco de canela estimula el intestino aumentando los niveles de este ácido. Así, despertarás menos hinchado y te sentirás más delgado.

5. Quita de tu menú la comida china

A pesar de ser deliciosa, la comida china suele contener grandes cantidades de sodio, por lo que probablemente te hincha más de la cuenta. Por ejemplo, una porción de sopa china contiene los miligramos de sodio que deberías consumir en una semana. La comida mexicana también se encuentra entre las comidas con mayor cantidad de sodio.

6. Disminuye el consumo de gomas de mascar sin azúcar

Estudios demuestran que el sorbitol (un alcohol de azúcar usado en las gomas de mascar sin azúcar) requiere de gran tiempo para su digestión. Esto favorece la fermentación de bacterias, causando hinchazón y flatulencias. Además, cada vez que mascas chicle, envías una señal a tu cerebro que despierta las hormonas del hambre.

7. Olvídate de las barritas energéticas

Son cuatro los motivos por los que debes hacerlo: causan hinchazón debido a la lactosa del suero de leche que contienen; entre sus ingredientes se encuentran las semillas de soja, que suelen generar gases; es un alimento procesado y está demostrado que las personas que las consumen engordan más que aquellas que no lo hacen; son energéticas, lo que significa que contienen más calorías de las que imaginas.

8. Evita las “golosinas naturales”

Las frutas deshidratadas pueden ser una importante fuente de nutrientes y fibras, pero son particularmente altas en fructuosa y, si tienes problemas para absorber estos azúcares, es muy probable que te provoquen hinchazón y gases. Las frutas frescas son la mejor opción para evitar estos problemas.

9. Haz tu propio smoothie natural

A pesar de ser muy eficaces para bajar de peso, los smoothies comerciales suelen contener químicos que contrarrestan el efecto positivo de los nutrientes naturales. Intenta realizar tus propios batidos con ingredientes naturales como espinacas, semillas, leche de almendras, aceite de coco, frutas, etc. Aquíencuentras algunas ideas.