Piel con impurezas: pruebe la cebolla

2 años
3984 Visitas
Piel con impurezas: pruebe la cebolla

el uso de la cebolla no se limita sólo al campo culinario sino que también encuentra espacio en la cosmética: gracias a sus propiedades antibacterianas, de hecho, la cebolla puede ser utilizada con éxito para combatir impurezas de la piel. Vamos a ver cómo.





Las piel impura

La piel con impurezas se caracteriza por la presencia de puntos negros, puntos blancos y espinillas.









Además de las impurezas, este tipo de piel es a menudo grasa y tiende a ser oleosa especialmente en la zona de la frente, nariz y barbilla. Las impurezas de la piel se deben principalmente a una producción excesiva de sebo por las glándulas sebáceas, que obstruyen los poros de la piel resultando en la formación de espinillas y puntos negros.

La piel impura requiere tratamientos específicos que ayuden a regular la producción de sebo, absorban el exceso de grasa y desinfecten la piel.

Usos cosméticos de la cebolla

Gracias a sus propiedades, la cebolla es un aliado en la lucha contra las bacterias que causan las espinillas y el acné; el uso constante de la cebolla, ayuda a tratar infecciones de la piel y mejora las cicatrices causadas por el acné. También la cebolla suaviza la piel mejorando su apariencia y elasticidad.













Los mejores resultados se obtienen empleando la cebolla tanto interna como externamente. Para uso externo, se puede aplicar directamente algunas rebanadas de cebolla cruda o cocida en las áreas problemáticas, o preparar compresas y lociones utilizando su jugo fresco.

Jugo fresco de cebolla contra las impurezas de la piel

Para preparar el jugo fresco de cebolla, pelar una cebolla y pocesarla y tamizarla, o centrifugarla si posee un exprimidor centrífugo. A continuación, agregar 1 cucharada de jugo de limón. Transferir el jugo a una botella bien limpia y almacenar en el refrigerador hasta por cinco días.









Al momento de usarlo, aplicarlo en las áreas problemáticas con un algodón o esponjita y enjuagar con agua tibia.

Decocción de cebolla

Para preparar la decocción de cebolla, hervir una cebolla cortada en rodajas en 250 mililitros de agua. Filtrar y aplicar en la piel on una gasa empapada en la decocción aún caliente.

Dejar reposar unos diez minutos, luego enjuague con agua tibia: la decocción es útil para madurar los granos, lo que acelera la cicatrización y previene la formación de cicatrices.

Comentarios