PODRÍA UNA SIMPLE INYECCIÓN ANTICONCEPTIVA SER EL FIN DE LA VASECTOMÍA

La Universidad de Illinois de Chicago desarrolla una nueva vacuna anticonceptiva para hombres.

Se trata de “Vasalgel”, un anticonceptivo masculino no hormonal,  que consiste básicamente en “dormir” a los espermatozoides durante un año.

Las primeras pruebas fueron realizadas en 12 conejos, once de los animales resultaron ser ‘azoospérmico’ inmediatamente y todos fueron incapaces de fecundar a las hembras durante todo un año.

Después del éxito en los resultados con los conejos, el estudio pasó a la etapa de pruebas en humanos. 12 hombres fueron sometidos a la inyección y mostraron resultados favorables.

Se ha demostrado que la eficacia de una inyección garantiza la anticoncepción segura y efectiva durante al menos 12 meses. Sin embargo, si un hombre se arrepiente de su decisión, la reversión es posible mediante una segunda inyección.

La substancia es propiedad de la organización de investigación médica de la Fundación Parsemus y es el segundo anticonceptivo masculino, después del condón,  aprobado por la FDA, la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de medicamentos y alimentos entre otras cosas.

Aún se encuentra en proceso de pruebas, se espera que esté disponible dentro de dos años a un precio accesible.