Obstrucción de las vías biliares: causas, síntomas y tratamiento

La bilis es un líquido que contiene colesterol, sales y productos de desecho y que se almacena en la  vesícula. Cuando las vías biliares están obstruidas la bilis se queda en el hígado provocando ictericia debida al aumento de la bilirrubina en sangre. Pero,

¿Por qué se produce esta obstrucción? Las causas son diversas: quistes, cálculos, inflamación, traumatismos, tumores… Las personas con antecedentes de cálculos biliares, pancreatitis crónica o cáncer de páncreas, con lesiones en el área abdominal y cirugía o cáncer biliar recientes tienen más posibilidades de sufrir una obstrucción biliar.

Los principales síntomas de obstrucción biliar son dolor abdominal, orina turbia, fiebre, picazón, ictericia, náuseas y vómitos y heces de color pálido.

Un médico podrá palpar la vesícula y notar su inflamación. Además los análisis de sangre demostrarán muy probablemente niveles elevados de bilirrubina, fosfatasa alcalina y enzimas hepáticas.

El diagnóstico se puede completar con otras pruebas como ecografías abdominales y TACS del abdomen.

El tratamiento de la obstrucción biliar se centra en su alivio. En muchos casos se pueden eliminar los cálculos con una endoscopia y en otros se requiere una cirugía completa. Si la causa un cáncer puede ser necesario expandir la vía biliar con dilatación percutánea o endoscopio. Puede llegar a ser necesaria la colocación de una sonda para drenaje.

Las expectativas de una obstrucción biliar no corregida son malas ya que se puede producir una infección potencialmente mortal y una acumulación peligrosa de bilirrubina. Si dura mucho tiempo puede derivar en una enfermedad hepática crónica.

Remedios naturales para tratar obstrucciones en las vías biliares:

-Preparar una infusión con la hierba diente de león ayudara a bajar la inflamación de las vías biliares y a estimular el buen funcionamiento de la vesícula. 1 o 2 veces al día puede consumirse esta infusión.

-La infusión de manzanilla es muy eficaz para desinflamar la vesícula e hígado y aliviar los síntomas a causa de la obstrucción en las vías biliares.

-La infusión de menta también es muy efectiva para los problemas de vesícula e hígado por lo que se recomienda beberla después del almuerzo y cena.

Es importante tratar las obstrucciones en las vías biliares porque el mal funcionamiento del cuerpo en esta área puede complicarse y derivar en cuadros más graves.