PRUEBA ESTO PARA SANAR LAS AMPOLLAS EN LOS PIES CAUSADAS POR ROZADURAS.

1 año
5601 Visitas
PRUEBA ESTO PARA SANAR LAS AMPOLLAS EN LOS PIES CAUSADAS POR ROZADURAS.

Las ampollas en los pies por rozaduras son pequeñas lesiones en la piel que entonces se encapsulan formando una bolsa con líquido en su interior.





  • Nuestras extremidades inferiores no descansan en prácticamente todo el día, con lo que están expuestas a estos daños permanentemente.
  • El peligro radica en que, esa zona de piel expuesta y que supura líquidos, es propensa a inficionarse con facilidad.
  • si bien sostengamos una buena higiene, en el caminar mismo nuestro pie puede tomar contacto con microorganismos perjudiciales.
    Por esto, el día de hoy te contamos de qué forma tratar las ampollas en los pies para eludir infecciones y intentar que curen lo más veloz posible.









Cura de forma rápida las ampollas en los pies.
Higieniza.

  • Es imprescindible que la ampolla esté limpia para prevenir complicaciones. Sumerge el pie en agua tibia y enjuaga con un tanto de jabón. Intenta no frotar la zona.

¿Drenar el líquido?









Esta es una pregunta bien difícil. Los especialistas señalan que la ampolla en los pies no ha de ser drenada, sino más bien dejar que se reabsorba el líquido por sí mismo. Si la lesión no duele, ni molesta, déjala al aire libre por unas horas al día y también va a ir secándose por sí misma. 





  • No obstante, ciertas ampollas son de importante tamaño y representan una enorme molestia para la persona. En un caso así, puedes drenar un tanto del líquido, mas vas a deber sostener medidas de higiene extremas.

Primeramente, desinficiona una aguja con alcohol. Entonces, introduce la punta en la ampolla y el líquido drenará poquito a poco. La piel que forma la bolsa de la ampolla no tiene sensibilidad, no va a doler. No obstante no toques la piel inferior. Con una gasa esterilizada, quita el líquido. Ahora la ampolla está abierta, con lo que vas a deber desinficionarla bien. Por nada del planeta, quites la piel que cubre la ampolla. Va a secar sola.
Desinficiona.
Drenes o bien no la ampolla, vas a deber sostenerla desinficionada.
Cubre.








  • Para cubrir, vas a deber usar apósitos o bien tiritas adhesivas que no se adhieran a la piel de la ampolla. Después de desinficionar bien, cubre la ampolla y repite este proceso diariamente.

Puedes aplicar un tanto de aloe vera sobre la piel ya antes de cubrir, para calmar el dolor, la picazón y favorecer la cicatrización. Frota un pedazo de gel de aloe sobre la ampolla en los pies y después cubre. En un par de días va a haber sanado por completo.

Comentarios