Qué le hacen a nuestro cuerpo los gases lacrimógenos

7 meses
417 Visitas
Qué le hacen a nuestro cuerpo los gases lacrimógenos

El gas lacrimógeno es un tipo de arma química. Aunque su uso está prohibido para la guerra desde 1993 por la Convención de Ginebra, a nivel doméstico países de todo el mundo lo usan para controlar a la población civil durante protestas y disturbios.





En años recientes ha sido utilizado por la policía y el ejército para dispersar a multitudes en lugares tan diversos como en VENEZUELA.

Efectos inmediatos típicos

– El compuesto químico  deL gas lacrimógeno  es el clorobenzilideno malononitrilo,  conocido como CS

– Los síntomas empiezan unos 20 o 30 segundos después de la exposición y se estima que el área de dispersión de una bomba va desde los 60 a los 300 metros cuadrados.

– Una exposición aguda al CS resulta en “una irritación instantánea de los ojos, la nariz, la boca la piel y las vías respiratorias”.

– Los efectos sobre la piel incluyen: picor, ardor, enrojecimiento y potencialmente dermatitis alérgica por contacto y ampollas.

– La exposición ocular puede resultar en lacrimación, parpadeo involuntario, picor y sensación de ardor.

– Y cuando se inhala, el gas suele causar tos, sensación de ahogo, salivación y opresión en el pecho.

– el CS afecta a los canales iónicos que están presentes en los nervios sensoriales de la nariz y el rostro. Estos canales iónicos son proteínas que actúan como compuertas frente a los estímulos.





– Y la estimulación excesiva de esos nervios provoca una producción repentina de lágrimas y mocos, así como dolor urticante.

Normalmente estos síntomas se alivian unos 10 minutos después de que la persona respira aire limpio.

¿Y los efectos ante una alta exposición?
Pero si las personas están expuestas a una mayor concentración de gas lacrimógeno los efectos sobre la salud pueden ser más severos. puede causar vómitos, diarrea, quemaduras en la piel y daños oculares graves, como edema estromal de la córnea o un desgarro conjuntival, entre otros males.

¿Tiene el gas lacrimógeno efectos a largo plazo?
Es difícil saberlo. Algunas encuestas, tras manifestaciones prolongadas en las que se usó gas lacrimógeno indican que algunos de los síntomas, como la tos persistente, el dolor en el pecho, las dificultades para respirar o la secreción nasal continuaron en algunos casos durante varias semanas después de la exposición.

Las evidencias de los pocos estudios epidemiológicos disponibles y de casos particulares de estudio demuestran que los agentes de los gases lacrimógenos tienen el potencial de causar daños graves y que presentan amenazas específicas para la población vulnerable, como niños, mujeres e individuos afectados por enfermedades respiratorias, cutáneas y cardiovasculares

Comentarios