RAZONES POR LAS QUE NO PUEDES DEJAR DE COMER

¿Sientes que constantemente quieres masticar algo? Primero, necesitas entender por qué tienes hambre y si realmente tienes hambre.
Aquí te ayudaremos a averiguar y decidir qué hacer. Estudiemos esto cuidadosamente y trabajemos en nuestros errores.

1. COMPORTAMIENTO BAJO TENSIÓN

Todos estamos divididos en 2 categorías con respecto al estrés: aquellos que ni siquiera pueden mirar la comida, y los que saben que un delicioso pastel ayudará en cualquier situación terrible. Si perteneces al segundo grupo, este punto es para ti.
Recordar que el estrés no es una excusa para conquistar las tiendas de caramelos. Llame a sus parientes, charle sobre cosas agradables, camine en el parque, vaya a hacer ejercicio, lea un libro emocionante, o vea un programa de televisión interesante. Hacer algo útil en lugar de quedarse a comer sobre un cubo de helado. Eso es lo que tratamos de hacer de todos modos.

2. SED

Si usted ha comido recientemente bien y sin embargo tiene hambre de nuevo, recordar cuando bebió por última vez agua. Beba un vaso y espere un rato. La sensación de hambre desaparecerá, y usted podría incluso darse cuenta de que no estaba allí en absoluto.
Sigue bebiendo, la mejor opción es entrenar a su cuerpo para consumir mucha agua por la mañana y media hora antes de cada comida.

3. CARENCIA DE LA PROTEÍNA

No olvides incluir proteína en tu dieta porque te cobra vivacidad, energía y sensación de saciedad.
Las hortalizas y las frutas son, por supuesto, buenas, pero la proteína es la base de la dieta. Hay yogurt griego, carne magra, pollo, huevos, y muchos otros productos para llenar de proteínas, así que no hay excusas.

4. CALORÍAS VACÍAS

‘Consigue algo sabroso.’ De aquí es de donde vienen las calorías vacías. Los bocadillos dulces, incluso en pequeñas cantidades, sólo excitan el apetito, no saturando el cuerpo con nutrientes útiles.
Reduzca la cantidad de carbohidratos rápidos, y trate de comer alimentos saludables.

5. FALTA DE SUEÑO

Con 7-8 horas de sueño sano, el sentimiento de hambre no te despertará durante la noche. Por la noche, nuestro cuerpo produce la hormona melatonina, que es responsable no sólo por el funcionamiento adecuado de nuestros órganos, sino también por nuestra apariencia.
Dormirse antes de la medianoche para lucir fresca y hermosa.

6. CONSUMO DE BOCADILLOS – MERIENDA

Desde la infancia, se nos enseña que está prohibido apresurar una comida en la mesa. Y, como resulta, esto no es sólo un capricho de nuestros padres, sino un principio muy importante de consumo de alimentos. Devorando algo, nuestro cuerpo no tiene tiempo para entender nada y otra vez pide comida.
La regla principal es relajarse y tratar su ingesta de alimentos como un ritual agradable.

7. MERIENDAS INADECUADAS

El alcohol estimula el apetito. Por lo tanto, antes de una fiesta con amigos, cuide su menú con antelación.
Escoja bocadillos ligeros y saludables. Hay sutilezas para cada bebida. Por ejemplo, Bruschetta con verduras asadas será perfecta para revelar el sabor del vino tinto.

8. PUBLICAR FOTOS EN ALGUNA RED SOCIAL POR EJEMPLO: INSTAGRAM

La tendencia de Instagramming comidas hermosas nos hace pensar constantemente en la comida. Nos desplazamos a través de Instagram o buscamos qué cocinar en la noche-y tenemos hambre.
Minimice su ingesta diaria de fotos de comida.

9. RÉGIMEN DEFICIENTE

Normalmente, deberíamos tener 5 comidas diarias: desayuno, almuerzo, cena y 2 aperitivos ligeros. No deberías saltarlos.
Porciones pequeñas en los intervalos aproximadamente iguales.

10. CARENCIA DE LAS GRASAS DERECHAS

Hay diferentes tipos de grasa. Los alimentos rápidos, fritos, grasos, ahumados y enharinados deben ser dejados para ocasiones especiales. Pero las grasas útiles deben estar en nuestra lista semanal de compras: aceite de oliva, pescado rojo, nueces, aguacate y semillas. No sacrifique los bloques esenciales de construcción en su búsqueda de un cuerpo perfecto. Ellos te ayudarán, excluimos las grasas trans.

Otro truco para engañar a tu cuerpo es masticar cada bocado un poco más.
¡ buena suerte con cambiar tus hábitos! Todo es posible, un paso a la vez.