Remedios Caseros Para Eliminar Los Piojos Para Siempre

Los piojos suelen afectar a los más pequeños de la casa, los cuales se infectan en la escuela, esto no significa que no tengan una buena higiene en la cabeza.

Pero se propagan con gran facilidad y si un compañero del salón está infectado, puede contagiar el salón en pocos días, a muchos padres les da vergüenza reconocer que sus hijos tienen piojos, pero le puede suceder a cualquiera.

Para eliminar los piojos existen shampoo’s especiales y el precio de ellos varía. En caso de que no cuentes con los recursos para hacerte de uno, no te preocupes, existen remedios caseros para eliminar los piojos.

Como eliminar los piojos para siempre

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana te será muy útil para eliminar los piojos, aunque deberás tomar en cuenta que si ya están muy crecidos no te ayudará al 100%. Lo que debes hacer es mezclar el vinagre de manzana con un poco de agua caliente a partes iguales, después deberás aplicarlo con el cabello seco, dejas reposar un rato y verás como van brotando los piojos, utiliza un peine para que vayan cayendo y por último enjuaga el cabello.

Repetir este paso al siguiente día en caso de que se detecten más piojos.

Infusión de romero

Seguramente en tu casa o en la de algún familiar tienen alguna maceta de romero, en caso de no tenerla no te preocupes, la puedes conseguir fácilmente. Una vez que la tengas vamos a hacer una infusión de romero, para ello deberás poner agua a hervir, añadirlas y dejarlas reposar. Cuando detectes que el agua no está demasiado caliente es el momento indicado para aplicarlo en la cabeza y remueve bien el pelo, hasta las raíces.

Aceite de coco

Si has utilizado el vinagre de manzana para eliminar los piojos para siempre, es recomendable que después utilices un aceite de coco, ya que este ayudará a que el cabello no tenga un mal olor. Aunque si no has realizado lo del vinagre no te preocupes, el aceite de coco sirve para eliminar los piojos, lo dejas durante 15 minutos y después enjuagar con agua tibia.

Para evitar que el niño se siga contagiando recomendamos que se lave toda la ropa que haya utilizado, así como la ropa de cama, esto para evitar que se siga infectando. Por último, si utilizas productos químicos lo recomendable es utilizar guantes y evitar que tenga contacto con los ojos de la persona afectada.