Según Como Duermas Con Tu Pareja, Según Como Es Tu Relación Con Ella

1 mes
248 Visitas
Según Como Duermas Con Tu Pareja, Según Como Es Tu Relación Con Ella

Veamos como esta tu situacion amorosa.
Expertos en el campo de la psicología y del lenguaje corporal han descubierto que una de las cosas que mejor describe la relación de una pareja es su postura durante el sueño. El psicólogo Joao Oliveira subrayó que para ello es necesario examinar la postura durante el sueño de madrugada, no cuando la pareja está recién acostada.





Antes de que continúen leyendo, me gustaría acotar que me parece bastante cierto el estudio y contarles que yo, personalmente, paso por todas estas posiciones mientras duermo con mi pareja… un tanto extraño ¿verdad?

1. Entrelazando manos y piernas.
Cuando una pareja entrelaza los brazos y las piernas durante el sueño, indica una pasión desenfrenada en la relación. Por lo general, esta posición suele ocurrir cuando la pareja se queda durmiendo después de haber mantenido relaciones sexuales, cuando quieren sentirse como solo uno. A menudo esta posición lo es también de gente celosa.

2. La cucharita.
La persona que abraza tiende a proteger y a guiar al otro en la relación. De este modo, la pareja se siente segura y cómoda. Tal vez esta sea la postura que mejor refleje la armonía perfecta de una pareja. Los cuerpos se transforman en uno solo, hay pasión y necesidad de estar juntos. Sin embargo, Oliveira opina que lejos de una seguridad total en la relación, esta postura puede reflejar que existen ciertas inquietudes en la relación de pareja, así, el que abraza intenta asegurar una relación que no va bien.

3. Dominación.
Expertos en lenguaje corporal opinan que estos abrazos son testimonio de amor y afecto entre los cónyuges. Lo más probable es que la pareja disfrute de vida sexual encantadora. Oliveira cree que aquel que busca abrigo en el otro demuestra un profundo afecto por su pareja.

4. Conquista del espacio.
“Esta posición indica que la persona que ocupa el espacio no muestra amor por su pareja. Este busca más espacio como una forma de autoafirmación en la relación”, comenta Oliveira y añade que la relación está pasando por un momento complicado, en el que la persona que ocupa menos espacio se siente insegura y con la autoestima baja. Cuando la persona se mantiene en posición fetal y mirando a su pareja, aún guarda esperanzas de que la relación salga a flote.

Además, los que duermen sobre su estómago y con las manos encima de la cabeza, por lo general suelen ser gente obstinada que aspiran al liderazgo en una relación y quieren mantener todo bajo control.





5. Pies entrelazados pero cada uno con su espacio.
Esta posición se da en parejas que aun se quieren pero cuya relación necesita atención. “Hay una mezcla de pasión y diferencias en la relación. Puede ser que la pareja esté pasando por un momento de ansiedad, cambio de rutina o presión en el trabajo“, dice Oliveira. El que tengan los pies entrelazados es una declaración subliminal de amor.

6. Cada uno con su espacio, pero tocándose.
Cada uno respeta el espacio del otro, pueden tener amigos y actividades por separado, pero existe confianza mútua. El dormir de esta forma es una demostración de amor por parte de él, aunque también podría ser un indicio de un intento de reconciliación.

7. De espaldas, uno toca al otro.
Esta postura nos dice, según los psicólogos, que la separación entre ambos muestra que la pareja desea libertad, pero el contacto de él sobre ella, su mano sobre el hombro de ella, nos dice que quiere mantenerla cerca.

Según Oliveira, el hombre se encuentra en un estado de carencias y de preocupación por la deriva de la relación. Sigue habiendo afecto pero no tanto como antes. Ella, con su postura al frente, debe estar en un buen momento, mientras que él busca el cariño de ella.

8. Espalda contra espalda.
Oliveira dice que una pareja que duerme en esta postura intenta preservar su propio espacio sin perder el de la pareja. Son personas dinámicas, con vidas independientes y con una relación estable y saludable. Sigue habiendo confianza y necesidad del otro a pesar de querer preservar su autonomía.

9. De espaldas y separados.
Oliviera opina que esta postura nos dice que algo va mal en la relación. Revela una necesidad de separación y más libertad entre ambos. Las direcciones opuestas y la falta de contacto entre ambos cuerpos puede querenos decir que existe una fuerte lucha por el espacio la independencia del otro.

Si las manos estuvieran cerradas y el cuerpo rígido, sería una señal de que la pareja no quiere comunicarse tras una pelea, pero si el cuerpo está relajado y suelto nos indicaría confianza en la pareja y respeto hacia el espacio del otro.

10. Cara a cara sin tocarse.
Las parejas que duermen de este modo tienen la necesidad de observar a su cónyugue, pero a la vez desean intimidad. Respetan los mementos de intimidad del otro pero sin llegar a distanciarse. Oliveria cree que esta pareja vive un buen momento en su relación, aunque no exista contacto físico, el simple hecho de volver el cuerpo hacia la otra persona reafirma la relación. La vida sexual de la pareja es bastante activa, dice el psicólogo.

Si el artículo te gustó, no te olvides de comentar y compartir.

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Comentarios