Según tus males emocionales tienes dolor en el cuerpo… descubre que parte te duele y por qué

No somos conscientes de los innumerables beneficios y conocimientos que podemos sacar de unir la psicología con la salud física. Muchas veces nos duelen partes del cuerpo y no sabemos a qué puede ser debido, creemos que puede ser una lesión pero la mayoría de las veces no es más que estrés o carencias emocionales. Hoy te mostramos una serie de partes del cuerpo que posiblemente te hayan causado dolor en algún momento de tu vida, y ese dolor tiene relación con tus emociones. Además, te enseñamos cómo solucionarlo.

PIES

Esta zona está muy relacionada con la manera que te trata la gente que te rodea. Posiblemente estés viviendo una etapa de mucha negatividad en casa y se ve reflejado en los pies. Esa negatividad, que posiblemente te han traspasado, no es buena para tu mente, así que intenta pensar siempre con optimismo y positividad. Siempre hay una salida, así que no te preocupes demasiado por nada. Intenta valorar los pequeños detalles que tienes en tu día a día, así empezarás a ser mucho más feliz.

TOBILLOS

Esta parte del cuerpo tiene mucha relación con el placer. Por eso, si sufres de dolores aquí es que posiblemente estás pasando por un momento de tu vida en el que te estás privando de muchos placeres y te está pasando factura. No te cohibas, déjate llevar en todo momento y haz siempre lo que tengas ganas de hacer.

PANTORRILLAS

Los celos actúan como cuchillos en nuestro corazón, pero también en las pantorrillas. Si sufres dolores en esa parte del cuerpo es que claramente estás pasando por una situación de celos y resentimiento hacia otra persona. Haz un replanteamiento en tu vida, pon en una balanza lo que quieres y lo que no y sobre todo lo que te está haciendo daño. Cuando tengas claras estas cosas, quizás es el momento de tomar decisiones más importantes.

RODILLAS

El dolor en las rodillas puede indicar que hay problemas con el Ego, por ejemplo una vanidad u orgullo desmesurado. Esto puede entenderse, según dice Lawrence Michail, porque el orgullo es demasiado grande como para que la persona se arrodille ante otro. Quizás es bueno que este minuto sea de más humildad y reflexión, dejar de mirarse tanto a uno mismo y contemplar cómo el entorno funciona sin que uno tenga que inmiscuirse. Reconocer las virtudes de los otros también puede ser un buen ejercicio.

ESPALDA ALTA

Según la escritora de autoayuda Ronda Degaust, la espalda alta se relaciona con la falta de apoyo emocional. Las personas que sienten dolor en esta zona pueden sentirse poco queridas o necesitando a alguien que les de una mano de ayuda. Estas personas deberían acercarse a sus familiares y amigos cercanos, esperar que esas relaciones sanen lo que les está doliendo, ya que el cariño que pueden entregar puede ser muy curativo. Para las personas con pareja, también es una buena oportunidad para hacer crecer la relación y apoyarse en su compañero o compañera.

HOMBROS

El kinesiólogo Ros Kitson dijo “En nuestros hombros cargamos nuestros problemas. Solemos hablar sobre ‘llevar el peso sobre nuestros hombros’, y es exactamente así. Nuestras tensiones cotidianas se traducen en dolores en esta área”. Tiene que ver con la exigencia desmesurada hacia nosotros mismos, a veces creemos que al hacernos cargos de más cosas somos más responsables o mejores personas, pero los pesos deben dividirse, de otra manera termina siendo insoportable.

CADERAS

La gurú de la autoayuda Barbara Clark, escribe “El miedo al movimiento puede manifestarse en la rigidez o dolor de las caderas, el miedo a los cambios o sobre el futuro tienen relación a esto”. Las rigidez en las caderas puede representar que la persona está oponiendo resistencia y no quiere tomar decisiones que la comprometan. La solución puede tener que ver con abrirse a cosas insospechadas, obligarse a vivir aventuras, porque no podemos controlar nuestro futuro y el miedo provoca el daño sentido.

CABEZA

Muchas personas se pasan el día con dolor de cabeza, normalmente los médicos atribuyen estas migrañas a la genética. Pero realmente este dolor tiene mucho que ver con tu ritmo de vida, seguramente eres una persona que lleva una gran carga de trabajo y que vive bajo mucha presión. La mejor forma para solucionarlo no es otra que haciendo ejercicio. Puede parecer contradictorio, pero esto nos permite liberar todas las tensiones internas que tenemos.

ESPALDA BAJA

Cuando nos duele esta parte de la espalda, siempre lo relacionamos con algún mal gesto que habremos hecho o con algún golpe que nos habremos dado. Pero, aunque pueda ser por esto, la realidad es que la mayoría de las veces es por preocupaciones económicas. Cuando una persona está muy estresada por el dinero, acaba por sufrir de esta zona. Si no llegas a fin de mes, intenta ahorrar en cosas innecesarias o ten el valor de pedir un aumento de sueldo a tu jefe.

CUELLO

Cuando tenemos dolencia en esta zona es que estamos pasando por una etapa de nuestra vida de resentimiento con nosotros mismos, de culparnos por algo que creemos que hemos hecho mal. Tienes demasiadas preocupaciones en tu cabeza y te presionas mucho a ti misma, para despojarte de estos sentimientos coje tiempo para ti misma, vete a algun lugar que te de tranquilidad y piensa sobre todo. Después de esto, te sentirás mucho más aliviada.

CODOS

No significa nada más que miedo a los cambios. Te resistes fuertemente a dar ese paso simplemente porque tienes miedo de no saber cómo saldrá, o que pasará luego. Lo que debes hacer es interiorizar que lo único negativo que tiene esa situación es tu miedo, ya que si lo que te propones no sale bien, habrás aprendido de ello. Así que no hay más motivos para no intentarlo.

MANOS

Cuando te duelen las manos es que seguramente estarás pasando por un momento de tu vida en el que te cuesta establecer lazos afectivos con algunas personas, ya con un hombre o con algunos amigos o familiares. Para calmar ese dolor trabaja este aspecto de tu vida, puede que conocer a gente nueva te siente bien.