Su mamá no le pudo comprar un panda de peluche y él dejó una conmovedora nota

3 meses
244 Visitas
Su mamá no le pudo comprar un panda de peluche y él dejó una conmovedora nota

¿Crees en el amor a primera vista? ¡Es difícil no creerlo cuando escuchamos historias como la que te vamos a contar hoy!





Cuando Leon Ashworth, de 10 años, acompañó a su mamá a hacer las compras en Asda, jamás se imaginó que se enamoraría a primera vista; no, no fue de ninguna niña, sino de un adorable oso panda de peluche.

Buscó en su bolsillo, pero no tenía suficiente dinero, así que le pidió a su mamá que se lo comprara, pero ella tampoco tenía; le dijo a su hijo que esperara dos semanas y se lo compraría. La cuestión era que… ¡solo quedaban dos osos! Al preguntar a la tienda si podían apartarlo, le dijeron que estaba prohibido apartar artículos… pero el pequeño Leon se las ingenió para hacerlo.

Y esta fue su original manera de reservarlo
“Mi mamá no tiene suficiente dinero para comprarme un panda, así que me lo va a comprar el próximo viernes 15 de junio. Por favor, no lo compren o me harán llorar. Muchas gracias de parte del futuro dueño de este panda llamado Pandy”.





Cuando los empleados de la tienda lo vieron, no pudieron evitar conmoverse con la ternura e inocencia del niño, así que compraron a Pandy y compartieron la historia en el Facebook con la esperanza de que este pequeño y esponjoso panda encontrara a su dueño.

Encontrémosle su hogar a Pandy. Un niño realmente quería este osito y lo dejó en el pasillo de juguetes en Asda Hunts Cross y no lo hemos vuelto a ver. Vamos a ver si podemos ayudarlo compartiendo la publicación”.

¡Pandy por fin pudo estar en los brazos de su dueño!

Cuando Debbie y Leon supieron lo que el personal de la tienda habían hecho por ellos les conmovió muchísimo y los emocionó hasta las lágrimas. Leon ya tenía el dinero ahorrado así que, en lugar de quedárselo, lo donó a Honeysuckle Bond, una asociación de caridad que apoya a familias que enfrentan la pérdida de un bebé. Y es que justo esa asociación había ayudado a su mamá y a su familia cuando en enero su hermano menor murió.

“¿Puedo darle el dinero a las señoras que cuidaron a Oliver? Porque hicieron un muy buen trabajo y tal vez puedan comprarles muchos ositos chiquitos como el que tenía Oliver. Se los pueden dar a los otros bebés que se van a ir al cielo”.

Comentarios