6 remedios naturales para desintoxicar el sistema linfático

Desintoxicar el sistema linfático nos asegura una mejor salud general. Los masajes específicos realizados por profesionales estimulan el movimiento de la linfa y su drenaje para obtener mejores resultados

¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo para desintoxicar el sistema linfático? ¿Nunca? Bueno, tranquila. La realidad es que muy pocos lo hacemos de forma regular, aunque deberíamos, para ser más sanos.

Antes de darte los remedios naturales que te ayudarán a desintoxicar el sistema linfático comencemos por entender mejor a esta parte de nuestro organismo.

Lo primero que debes saber es que el sistema linfático es una entramada red de nódulos y glándulas del sistema circulatorio por donde circula la linfa.

Este líquido tiene como función liberar al organismo de enfermedades, mejorar los mecanismos de defensa e inmunidad.

Por todo esto, cuando depuras tu sistema linfático evitas enfermedades, inflamación, acumulación de toxinas y exceso de peso por grasa acumulada.

Ahora sí, vamos con los remedios. Estamos seguros de que al menos uno de ellos será de tu agrado.

1. Agua con jugo de limón

El agua mantiene hidratado el organismo y lo limpia facilitando su buen funcionamiento. Este remedio sirve para desintoxicar el sistema linfático, pero también le proporciona al cuerpo vitaminas y minerales esenciales.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • El jugo de ½ limón

Preparación

  • Combina los dos ingredientes y bebe de inmediato

Para obtener los resultados deseados de desintoxicación del sistema linfático, se recomienda tomar esta preparación cada 3 días durante un mes.

2. Infusión de caléndula

La caléndula es un gran aliado de la medicina natural. Además de tener propiedades antibióticas y refrescantes, es un buen remedio para desintoxicar el sistema linfático.

Tomar esta infusión regularmente promueve la eliminación de toxinas y regula la producción de linfa.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de flores de caléndula (5 g)

Preparación

  • En una olla, pon a hervir el agua.
  • Cuando llegue a ebullición, agrega las flores de caléndula.
  • Deja reposar hasta que la infusión esté a temperatura ambiente y cuela.
  • Bebe una taza de esta infusión durante 15 días seguidos para lograr buenos resultados.

3. Té de hinojo

Las propiedades diuréticas y antiinflamatorias del hinojo ayudan a la expulsión de toxinas que interfieren en el buen funcionamiento del sistema linfático.

Este té tiene propiedades antioxidantes, vitaminas y minerales que actúan como protectores sobre las células.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de hinojo fresco rallado. (5 g)

Preparación

  • En una olla, agrega el agua y el hinojo y deja hervir a fuego bajo durante 5 minutos.
  • Deja reposar hasta que esté a temperatura ambiente y cuela.
  • Para obtener los efectos deseados, te recomendamos beber una taza de esta infusión durante 7 días.

4. Té de ajo con limón

El ajo tiene excelentes propiedades antibióticas y antioxidantes. Además, es un excelente desintoxicante y un gran aliado para el sistema cardiovascular al favorecer la circulación, reducir el colesterol malo o LDL y dilatar los vasos sanguíneos.

Un vaso de esta infusión proporciona vitamina A, B1, B2 y C, fortalece el sistema inmunitario y favorece el funcionamiento del sistema linfático.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo pequeño a mediano
  • 1 vaso de agua. (250 ml)
  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 1 cucharada de jugo de limón (15 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Pon a calentar el vaso de agua.
  • Mientras hierve el agua, corta en trocitos muy pequeños el ajo para obtener sus propiedades durante la cocción.
  • Una vez llegue a ebullición el agua, añade el jengibre rallado y el ajo picado.
  • Deja a fuego bajo por 15 minutos. Pasado ese tiempo, apaga el fuego y deja reposar 10 minutos más.
  • Una vez reposado, cuela la infusión.
  • Añade la cucharada de jugo de limón y la miel para endulzar.
  • Te recomendamos tomar una taza todos los días, en ayunas, después de levantarte.

5. Té de cúrcuma, jengibre y limón

Este té ayuda a la eliminación de toxinas por lo que limpia de manera natural al sistema linfático. Además, contiene minerales, vitaminas y antioxidantes que fortalecen las defensas.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo (5 g)
  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 1 taza de agua  (250 ml)
  • El jugo de ½ limón

Preparación

  • En una olla agrega el agua, la cúrcuma y el jengibre y deja que hierva por 5 minutos.
  • Retira del fuego, cuela la preparación y añade el jugo de limón.
  • Toma una taza del té en ayunas, durante 7 días.

6. Masaje linfático

Además de tomar las infusiones que te recomendamos antes, procura visitar a tu masajista, al menos, una vez al mes para recibir un masaje linfático.

Este masaje implica una presión suave y circular que estimula la linfa y facilita el drenado del cuerpo.

Tan solo te recomendamos que busques un masajista profesional y con suficiente experiencia. Es posible que te encuentres con que algunos optan por no dar estos masajes por el trabajo físico que les implica.

Cualquiera de los remedios naturales mencionados te proporciona la posibilidad de desintoxicar tu sistema linfático y evitar enfermedades.

Para mantener tu organismo en buen estado, con energía y sano, recuerda que también debes mantener un estilo de vida saludable.