Un chico la rechazó por su peso, se puso a dieta y ahora luce maravillosa

Las personas no valemos por la forma en que nos vemos, ya que eso puede cambiar en cualquier momento, para bien o para mal, pues alguien que hoy luzca muy atractivo tarde que temprano tendrá que enfrentar los procesos inevitables de la edad y cualquier cantidad de avatares que la vida trae en su transcurrir.

De igual forma alguien que sufra de sobrepeso o cualquier otra cosa puede cambiar su aspecto con un re-direccionamiento de sus hábitos diarios o incluso recurriendo a procedimientos estéticos que le ayuden a sentirse mejor consigo mismo. Por ello, siempre, sin excepción, lo que vale es la persona, no su aspecto.

Lo importante son los sentimientos, las intenciones, los recuerdos compartidos si los hay y sino los que podrán venir en el futuro, los valores y la manera de ser; esas son las verdaderas características de las personas, no su peso, no su piel, no sus años.

Lamentablemente, no todas las personas son conscientes de ello y suelen valorar a una persona simplemente por la forma en la que luce o inclusive llegar a rechazarla con el tiempo porque su aspecto cambió.

Un caso así fue el de Molly Smith, una joven canadiense que se enamoró perdidamente de un chico, pero cuando se acercó a él, este la rechazó bajo el argumento de que era demasiado gorda.

Por supuesto, esto le rompió el corazón y la sumió en una profunda depresión la cual sólo con el tiempo logró superar. Sin embargo, la amarga experiencia le dejó una gran lección: aprendió que lo primero, antes de pretender que alguien te quiera, es quererte a ti misma y ello incluye cuidarte, valorarte y sentirte fuerte estando sola.

Estos nuevos pensamientos la impulsaron a dejar su adicción por la comida atrás y a comenzar todos sus días con una buena rutina de ejercicio. Estos dos simples cambios le abrieron las puertas de un nuevo mundo.

En cuestión de dos años, su cuerpo cambió por completo, bajó todo el exceso de peso, se siente sana y con energía a diario y se conviertió en una chica muy exigente a la hora de escoger sus pretendientes, pues sabe que el elegido será aquel que reconozca en ella sus cosas valiosas y no su aspecto.

Nos alegramos mucho por ella y esperamos que su historia inspire a aquellos que se sienten menospreciados o poco valorados, para que inicien el camino de la auto-confianza y se den el lugar que toda persona merece.