Elimina ese olor a pescado en tu … con estos remedios naturales

Hoy hablaremos un poco de ese olor tan peculiar que muchas veces tiene nuestra parte intima y que es muy parecido al olor al pescado, Este olor en muchas ocasiones se deriva de infecciones que podemos tratar con remedios naturales.

La buena noticia es que aqui aprenderas como hacer diferente de estos remedios para que puedas conseguir controlar ese olor, por el que no debes avergonzarte, solo debes tratar de la forma correcta. Así que presta atención.

Diferencia entre la vaginosis bacteriana y una infección por diastasas

La Oficina de Salud de la Mujer en los EE.UU. afirma que las infecciones vaginales por hongos son ocasionadas por un desarrollo excesivo del hongo Candida. Esto provoca una secreción vaginal que es de color blanco y se ve como el queso cottage, mas no tiene un mal fragancia. Las mujeres asimismo podrían tener inflamación en la vagina y dolor al mear.

No obstante, los síntomas de la vaginosis bacteriana son más como una secreción lechosa de color blanco o bien gris con un fragancia fuerte, y podrían ir acompañadas de inflamación, dolor, y dolor cuando se orina. Es esencial saber si tienes una infección por diastasas o bien por bacterias pues los tratamientos para infecciones por hongos no necesariamente curan la vaginosis bacteriana.

Conforme con el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, la vaginosis bacteriana es la infección vaginal más frecuente en las mujeres en su adolescencia a mediados 40s.

Vaginosis bacteriana y nueve antídotos para combatirla naturalmente

Probióticos
La ingesta de suplementos de probióticos es una forma natural eficiente para tratar y prevenir la vaginosis bacteriana. Los probióticos marchan bien para la vaginosis bacteriana, puesto que poseen bacterias “buenas” que asisten a restaurar una vegetación saludable y reducir la inflamación en la vagina. Los probióticos son asimismo de los mejores comestibles para prosperar la salud vaginal.

Una revisión de la investigación sobre el efecto de los probióticos en la recurrencia de la vaginosis bacteriana, ha informado que las mujeres que tienen vaginosis, generalmente tienen un bajo número de bacterias lactobacilos en la vagina.

La mayor parte de los estudios muestran que los suplementos probióticos orales previenen o bien tratan la vaginosis sin efecto secundario. Los probióticos asimismo asisten a reducir los niveles de pH vaginal, que en general se hallan elevados en los casos de vaginosis bacteriana.

Para tomar probióticos para sanar la vaginosis, se debe tomar cápsulas a diario, siguiendo las instrucciones de la etiqueta. Asimismo puedes tomar probióticos para prevenir la vaginosis bacteriana.

Yogurt
Otra forma de acrecentar la ingesta de probióticos es consumiendo yogurt en salvaje como un antídoto natural para la vaginosis bacteriana. Cerciórate de que el yogurt crudo contiene cepas de bacterias lactobacilos. El yogur se puede emplear para tratar y prevenir las infecciones bacterianas vaginales por diastasas y infecciones.

Una investigación halló que el yogur probiótico era tan eficiente como la clindamicina en el tratamiento de la vaginosis bacteriana. La clindamicina es generalmente prescrita por médicos para tratar la vaginosis. En el estudio, los pacientes tomaron cien g de yogur sin procesar un par de veces al día para tratar sus síntomas de
vaginosis bacteriana.

Asimismo puedes aplicar el yogurt (debe ser sin azúcar) de forma directa a la vagina. Esto ayuda a restaurar las bacterias “buenas” a la vagina para reducir la infección vaginal y la inflamación. El efecto de enfriamiento de yogur asimismo ayuda a calmar el picor que se asocia con vaginosis bacteriana.

Puedes sumergir un tampón en el yogurt en bárbaro y también introducirlo en la vagina y se deja a lo largo de dos horas. Haz esto un par de veces al día hasta el momento en que los síntomas desaparezcan.

Aceite de árbol de té
El aceite de árbol de té, puede ser empleado como un antídoto casero eficiente para matar los gérmenes que ocasionan la vaginosis bacteriana. Contiene propiedades antimicrobianas y antifúngicas que pueden asistir a reducir la infección ocasionada por bacteria. El efecto antibacteriano del aceite del árbol del té, asimismo puede asistir a quitar el fragancia del flujo vaginal.

Completar un recipiente pequeño con agua templada, añade unas gotas de aceite de árbol de té y entremezclar bien. Enjuaga la vagina todos y cada uno de los días con el líquido hasta deshacerse de la infección.

Asimismo puedes incorporar aceite de árbol de té a un baño con vinagre de sidra de manzana para sanar la vaginosis bacteriana y prevenir que vuelva a acontecer.

Vinagre de sidra de manzana (ACV)
El vinagre de manzana puede asistirte a conseguir un veloz alivio de la picazón y la inflamación que causa la vaginosis bacteriana. Es naturalmente anti bacteriano y va a matar a los gérmenes que son responsables de la vaginosis. Asimismo es ácido y puede asistir a reducir los niveles de pH en la vagina.

Esto es esencial en la lucha contra las infecciones bacterianas dado a que la vaginosis de forma frecuente hace que el pH vaginal sea más de cuarenta y cinco.

Añadir dos tazas de vinagre de sidra de manzana (o bien vinagre ordinario) con unas gotas de aceite de árbol de té a un baño como un antídoto natural para la vaginosis bacteriana.

Remojar a lo largo de unos veinte minutos en el baño para asistir a quitar la vaginosis bacteriana y sus síntomas. La acidez en el vinagre va a ayudar a reducir los niveles de pH vaginal al paso que el aceite de árbol de té fulmina la infección.

Aceite de coco
El aceite de coco contiene muchas propiedades antibacterianas y antifúngicas y se puede emplear como un tratamiento tópico para deshacerse de las infecciones bacterianas en la vagina. Una investigación en el efecto antimicrobiano de aceite de coco, halló que contiene ácido láurico que es eficiente contra muchas infecciones.

Para tratar la vaginosis en el hogar se puede usar un tampón empapado en aceite de coco. Calentar suavemente una cucharada de aceite de coco, de forma que se transforme en líquido y incorporar dos-tres gotas de aceite de árbol de té y entremezclar bien. Mojar un tampón en la mezcla de aceite de coco y lo introduces en la vagina a lo largo de dos horas para combatir contra las bacterias que ocasionan la infección vaginal.

Otra forma de emplear el aceite de coco para asistir a prevenir la vaginosis bacteriana, es agregar más de este increíble aceite en tu dieta.

Ajo
El ajo es un poderoso antídoto natural para la vaginosis bacteriana debido a sus compuestos antimicrobianos. En estudios se ha probado que el ajo suprime las infecciones ocasionadas por bacterias.

En verdad, una investigación publicado en dos mil catorce halló que tomar tabletas de ajo para tratar la vaginosis bacteriana fue tan efectivo como el metronidazol que es un fármaco farmacéutico, que de forma frecuente se prescribe para infecciones bacterianas vaginales.

No obstante, en contraste al metronidazol, no hay efectos secundarios cuando se emplea el ajo para tratar la vaginosis.

En el estudio, mujeres recibieron una cápsula de ajo de quinientos mg un par de veces al día para sanar la vaginosis. El estudio asimismo apuntó que el consumo de ajo asimismo va a ayudar a prevenir recurrencias de la vaginosis bacteriana.

Agua oxigenada / Peróxido de hidrógeno
El peróxido de hidrógeno de grado alimenticio (tres por ciento ), puede asistir a quitar la vaginosis bacteriana. El peróxido de hidrógeno ayuda a deshacerse de las malas bacterias haciendo que se oxiden. Conforme los médicos, no hay bacterias o bien hongos que se puedan desarrollar resistencia al agua oxigenada.

Una investigación publicado en la Gaceta de la Asociación Médica de Tailandia, halló que el peróxido de hidrógeno era capaz de sanar algo más del sesenta por ciento de las mujeres que tenían la vaginosis bacteriana.

Si bien esto no era tanto como aquellos que fueron curados por metronidazol en el estudio (setenta y ocho por ciento ), no hubo efectos secundarios observados cuando se usa peróxido de hidrógeno para la vaginosis.

Puedes entremezclar partes iguales de agua con agua oxigenada al tres por ciento . Mojar un tampón en el líquido y también introducir en la vagina a lo largo de veinte-treinta minutos o bien emplear una ducha para asistir a tratar la vaginosis bacteriana.

Vitamina liposoluble de tipo D
Una investigación halló que un déficit de vitamina liposoluble D está vinculada a la vaginosis bacteriana en mujeres embarazadas. El estudio halló que el noventa y tres por ciento de las mujeres embarazadas que tenían niveles deficientes de vitamina liposoluble de tipo D, asimismo tuvo vaginosis bacteriana.

Esto es esencial que las mujeres embarazadas sepan, por el hecho de que la vaginosis a lo largo del embarazo puede ocasionar dificultades, incluyendo parto prematuro.

Puedes ser capaz de prevenir la vaginosis bacteriana, asegurándose de que no tienes deficiencia de vitamina liposoluble de tipo D. Tu médico va a ser capaz de determinar si es preciso tomar un suplemento de vitamina liposoluble D.

Aceite de orégano
El aceite de orégano se puede usar para batallar contra los gérmenes (bacterias) que ocasionan la vaginosis bacteriana. Es de los mejores antibióticos naturales, y estudios sobre el aceite de orégano muestran que es eficiente contra la mayor parte de cepas de bacteria.

Para asistir a deshacerte de la vaginosis bacteriana con aceite de orégano, se pueden entremezclar dos-tres gotas con una cucharada de aceite de coco. Aplicar este antídoto a tu vagina y se deja a lo largo de dos horas. Asimismo, esa dosis puede ser ingerida un par de veces al día. Prosigue haciendo esto hasta el momento en que veas mejoras en tus síntomas.

Cuéntame ¿cuál fue tu receta favorita?