La cebolla: un remedio natural para enfermedades comunes. 12 inesperadas formas en las que puedes usarla

La cebolla es muy buena para las ensaladas y como guarnición, pero hay quienes aseguran que es incluso mejor para curar dolencias y para remedios caseros. La cebolla es un remedio natural muy versátil, ya que tiene muchos antisépticos y agentes antibióticos, debido a su alto contenido en sulfuro. También ayuda a tu cuerpo a luchar contra radicales libres que causan enfermedades crónicas, como el cáncer.

La cebolla puede incrementar tu inmunidad, detener el vómito, tratar condiciones respiratorias y ayudar a tratar la diabetes, problemas cardíacos, a disminuir el colesterol. y la artritis.

Ha sido usada por los Nativos Americanos para tratar los resfriados y la gripe, e incluso la Organización Mundial de la Salud, reconoce que la cebolla es una buena forma de aliviar las infecciones respiratorias, bronquitis, tos, y la congestión.

A continuación te mostramos algunas formas saludables en las que puedes usar la cebolla para dolencias comunes.

Tos

Pela y corta una cebolla por la mitad y añade una cucharada de azúcar moreno sobre cada mitad y cúbrelas durante una hora. Come este condimento dos veces al día para deshacerte de la tos. El sulfuro de la cebolla tiene propiedades antibacterianas que matan los microbios que causan la tos.

El sulfuro también trabaja como agente desintoxicante para liberar toxinas en el cuerpo. Sus propiedades antiinflamatorias reducen la inflamación que se produce durante un ataque de tos.

Combate la pérdida del cabello

Hierve agua con una cebolla y usa el líquido para enjuagarte antes de usar el champú, para ayudar a combatir la pérdida del cabello y que tu pelo crezca. Sus propiedades antimicrobianas detienen la caspa y promueven el crecimiento, y los antioxidantes, detienen la pérdida del cabello y ayudan a que crezca más fuerte.

Libera la congestión del pecho

Machaca una cebolla y haz una pasta añadiendo aceite de coco. Ponte en el pecho la pasta y cúbrelo con una toalla. La cebolla funciona como un antibiótico natural y fortalece tu sistema inmunológico. Los vapores de la cebolla también funcionan como un expectorante para liberar la mucosidad del pecho que te causa la tos.

Calma el cólico de los bebés

Para calmar el cólico de un bebé dale una cucharada de té de cebolla cada hora hasta que se le calme. La cebolla tiene propiedades que relajan los músculos, fortalecen el estómago y regula la digestión.

Calma la mordedura de insectos

Pon un trozo de cebolla o jugo de cebolla fresca en la mordedura de insectos para calmarla. Las propiedades antiinflamatorias de la cebolla reducen la inflamación y la incomodidad de la mordedura del insecto.

Infección de oído

Pica una cebolla y ponla dentro de un calcetín fino, y átalo. Pon el calcetín sobre tu oído y déjalo hasta que el dolor desaparezca.

Cortes

Usa la fina piel de la cebolla para un corte. Actuará como agente antiséptico que frena el sangrado rápidamente. Las propiedades antibióticas y antiinflamatorias ayudan a curar la herida, mientras que las propiedades antimicrobianas previenen las infecciones.

Calma el dolor de garganta

Hierve agua con la piel de una cebolla. Bebe un poco y haz gárgaras. Si el sabor te parece insoportable, puedes añadir un poco de limón y miel. Las propiedades antiinflamatorias reducen el dolor y la inflamación de la garganta.

Vómitos

Ralla una cebolla, exprímela y guarda el jugo. Prepara té de menta y deja que se enfríe. Bebe dos cucharaditas del jugo de cebolla y espera cinco minutos. Después bebe dos cucharaditas de té de menta. Repítelo hasta que dejes de vomitar.

Limpia el ambiente

Una cebolla purifica el ambiente eliminando y absorbiendo las bacterias y virus que hay en el aire.

Trata las quemaduras solares o quemaduras menores

Frota cebolla fresca en la quemadura para evitar infección. Los componentes sulfúricos aceleran la regeneración de la piel y reducen las quemaduras y enrojecimiento.

Fiebre

Corta rodajas finas de cebolla. Pon unas gotas de aceite de coco en la planta de tus pies y pon las finas rodajas de cebolla en el puente del pie. Envuelve el pie con film transparente y cúbrelo con un calcetín. La cebolla eliminará toxinas, bacterias, y el malestar de tu cuerpo de la noche a la mañana.

¿Conocías estas propiedades de la cebolla?

  • Add Your Comment