Usar mascarilla de carbón es como depilarte el rostro con cera

5 dias
91 Visitas
Usar mascarilla de carbón es como depilarte el rostro con cera

Especialistas advierten sobre los riesgos para tu piel al usar esta mascarilla, que se ha vuelto muy famosa
Parece magia, pero no lo es.  La mascarilla de carbón es una de las últimas tendencias de belleza que invade las redes sociales, pues ha generado decenas de videos en los que se ven a mujeres sufriendo cuando intentan retirar el producto de sus rostros.





Supuestamente están creadas para eliminar los puntos negros e impurezas y dejar la piel tersa, a base de su fórmula peel-off. Es decir, que se elimina arrancando la mascarilla, tal como se utilizan esas tiras para los puntos negros que se pegan en la nariz, pero se aplica en toda la cara.  Aunque en apariencia eliminan el problema, se trata de una solución muy dolorosa, temporal y puede irritar tu piel.





Los especialistas advierten que este tipo de productos, que son muy agresivos e irritantes, puede derivar en enfermedades, como dermatitis del tipo irritativo. Es decir, que la piel se puede tornar roja, escamosa e, incluso, con erosiones o quemaduras de primer y segundo grado superficial.

“Cuando la máscara es removida, retira la capa más externa de la piel y sus aceites, los que sirven como barrera para proteger la piel del medio ambiente. Esto, además de arrancar los vellos, causa un dolor significativo. Es lo mismo que depilar con cera el rostro”, comentó a Health.com Melissa Piliang, una dermatóloga de la Clínica Cleveland, respecto a las mascarillas de carbón.

Mientras tanto, otros dermatólogos explican  que si bien las mascarillas de carbón activo no suelen usarse entre los profesionales, esta no debiera hacer daño ni mucho menos provocar dolor.

El principal componente de estas mascarillas es el carbón activado, que es inocuo para la piel, salvo que se mezcle con ingredientes como el pegamento, utilizado por algunas famosas blogueras.

Comentarios