Uso del Vick Vaporub que usted desconoce

Todos hemos sufrido alguna vez gripes o resfriados, principalmente en aquellas temporadas del año en que todo el mundo se enferma. Los síntomas son un fastidio: congestionamiento nasal, tos, estornudos, en fin, aquel infierno acostumbrado.

Por supuesto que hay varios medicamentos que ayudan a aliviar los efectos del resfriado, pero es mejor acudir a tratamientos naturales, ya que estos estados febriles suelen pasar por sí solos, y nosotros apenas podemos atenuar los síntomas. ¿Por qué no hacerlo entonces de una manera natural?

Esta receta es muy simple y eficaz. Se trata de recurrir a nuestro viejo compañero: el Vick Vaporub. ¿Quién no lo conoce? El Vick Vaporub tiene más de un uso, y hoy les enseñaremos uno que muy poca gente sabe que existe.

Lo que ofrecemos es una manera alternativa para acabar con la tos nocturna, que afecta sobre todo en el ciclo final de la gripe, pero también afecta en muchas otras situaciones.

Este remedio funciona casi siempre y, por norma, en muy poco tiempo. Aún cuando la tos sea muy fuerte, con expectoración y persistente, desaparece pasados algunos minutos.

Colóquese el Vick Vaporub en los pies en vez de hacerlo en los lugares donde normalmente se usa: pecho, cuello, etc. Además de ser eficaz en el tratamiento de la tos, el Vick Vaporub en los pies actúa como calmante, favoreciendo un descanso doblemente bueno: sin tos y relajado.

Después de ponerse el ungüento, colóquese unas medias o calcetas que no sean apretadas.
Esta técnica puede usarse en niños a partir de los 6 años, pero consulte con el pediatra antes de hacerlo.

Haga la prueba usted mismo: la próxima vez que tenga tos, úntese Vick Vaporub en los pies, y verá que el efecto es maravilloso y muy rápido.